Anuncios publicitarios de television actuales

Lista de anuncios de televisión actuales 2021

El anuncio de Liberty Mutual sobre el reemplazo de un coche nuevo fue, con diferencia, el servicio más publicitado en la televisión nacional de EE.UU. en el periodo medido. IdenTV calculó que el anuncio apareció en televisión casi 23.000 veces en un trimestre, lo que supone una media de 250 emisiones diarias.

Los costes de la publicidad en televisión se basan en el cálculo del coste por mil (CPM), es decir, lo que cuesta que mil personas vean el anuncio. Entonces, el espacio publicitario se vende por adelantado antes de cada temporada de emisión. Y así, en la temporada 2018/19, el CPM de la publicidad de la red de difusión superó los 30 dólares estadounidenses, mientras que el CPM de la televisión por cable fue un poco más de la mitad de esa cantidad.

Procter & Gamble es el campeón de la publicidad, por lo que no es de extrañar que la empresa lidere el ranking de mayores anunciantes de televisión tanto en las redes de emisión como en las de cable, con un gasto publicitario que asciende a casi 1.800 millones de dólares estadounidenses. Aparte de P&G, otros anunciantes importantes son los fabricantes de automóviles, como Ford o General Motors; los productores de bienes de consumo, como Pfizer y PepsiCo; y las empresas de telecomunicaciones, como AT&T o T-Mobile.

Flo

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Anuncio televisivo» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (febrero de 2013) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Se ha sugerido que la pausa publicitaria en sí, y las regulaciones relativas a ella (especialmente el horario, la duración y la frecuencia de cada pausa; no el contenido en los anuncios) se dividan en otro artículo titulado Pausa publicitaria. (Discutir) (Noviembre 2018)

Un anuncio de televisión (también llamado comercial de televisión, anuncio, anuncio, anuncio de televisión o simplemente un anuncio) es un tramo de programación de televisión producido y pagado por una organización. Transmite un mensaje que promueve, y pretende comercializar, un producto o servicio. Los anunciantes y comercializadores pueden referirse a los anuncios de televisión como TVC[1].

Los ingresos por publicidad proporcionan una parte importante de la financiación de la mayoría de las cadenas de televisión de propiedad privada. Durante la década de 2010, el número de anuncios ha crecido de forma constante, aunque la duración de cada anuncio ha disminuido[2][3] Los anuncios de este tipo han promovido una amplia variedad de bienes, servicios e ideas desde los primeros días de la historia de la televisión[4].

Dennis haysbert

Antes de que existiera Netflix y Chill, y cuando el DVR no era más que un destello en los ojos de nuestra compañía de cable, solíamos ver la televisión y nos veíamos obligados a soportar los anuncios. Hoy en día, la mayoría de nosotros ignoramos estos anuncios. De hecho, el 76% de la gente se salta completamente los anuncios mientras ve sus programas. Por lo tanto, no es la mina de oro publicitaria que solía ser.

Pero aún hay esperanza para los amantes de los anuncios. Un buen anuncio resiste la prueba del tiempo, despierta sentimientos nostálgicos y tiene el potencial de convertirse en una sensación viral. Además, la Super Bowl desencadena cada año una oleada de anuncios divertidos. Es el único momento en el que la gente se preocupa por sentarse a analizar los anuncios de empresas populares como Doritos, Ford y Mountain Dew, por nombrar algunas.

La gente de todo el país empezó a hablar después de que se emitiera este anuncio de Apple en 1984. La empresa anunciaba su ordenador Macintosh original. El anuncio, dirigido por Ridley Scott (el mismo responsable de Alien y Gladiator), mostraba a una mujer con poca ropa luchando contra una máquina de lavado de cerebro, inspirada en la clásica novela distópica de George Orwell «1984». La sociedad futurista representada condenaba a un grupo de zánganos a una vida basada en la «Unificación de Pensamientos».

Decano de los inviernos

En Global, nos gusta pensar que los anuncios de televisión son pequeñas historias.  Historias que venden.  Historias que nos hacen reír.  Historias que nos hacen llorar.  Historias que provocan la reflexión, dan a conocer la marca y atraen al público.

Un anuncio de televisión bien hecho debería situar su marca a la cabeza del grupo. Le posiciona como líder del mercado. No hay más que ver cómo Esky utiliza esta historia para vender su producto:  O el modo en que Red Balloon utiliza esta colección de historias para evocar una conexión emocional con su marca:O el modo en que Lowes utiliza el humor en sus historias para promocionar su producto de venta al por menor:Y el modo en que AVIDA transmite al público la alegría de poseer una autocaravana a través de esta emotiva pieza de narración:CÓMO LO HACEMOS

El reto a la hora de producir un anuncio está en la capacidad de transmitir un mensaje que cuente una historia, cautive al espectador, venda la marca (o el producto) y genere una llamada a la acción en 60, 30 o incluso 15 segundos. Cada fotograma de cada segundo cuenta.