Canal directo de distribucion

Desventajas del canal de distribución directa

Vivimos en la era de la comodidad, una época en la que casi todo puede pedirse por Internet y entregarse directamente en la puerta de casa. A medida que más consumidores eligen la comodidad de los puntos de venta en línea en lugar de los minoristas en las tiendas, los fabricantes se inclinan por vender sus productos en una plataforma en línea fácil de usar. Además de abandonar la tienda, hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes a la hora de trasladar los canales de distribución a Internet.

Aunque los canales de distribución no han cambiado mucho con el tiempo, la demanda de los consumidores de tener una entrega rápida y cómoda se ha convertido en la norma. Amazon.com y otros puntos de venta online se han convertido en la elección de los compradores y, por tanto, en la necesidad de que las empresas se adapten a ella. Incluso el sector de los alimentos frescos se ha visto sacudido por Amazon Fresh y empresas de distribución de comidas como Blue Apron. ¿Cómo afecta esto a su estrategia de distribución?

Hay dos tipos de canales de distribución: directo e indirecto. Como sus nombres indican, la distribución directa es una venta directa entre el fabricante y el consumidor, y la distribución indirecta es cuando un fabricante utiliza un mayorista o un minorista para vender sus productos. Hay pros y contras asociados a ambos métodos, y decidir la opción correcta para una empresa depende en gran medida de las tendencias y preferencias de los consumidores.

Ejemplo de canal de distribución directa

Los canales de distribución pueden incluir al fabricante, los almacenes, los centros de envío, los minoristas e incluso Internet. Los canales directos permiten al cliente comprar los bienes directamente al fabricante, mientras que un canal indirecto mueve el producto a través de otros canales de distribución para llegar al consumidor.

Los bienes y servicios producidos tienen que encontrar una forma de llegar a los consumidores. El papel del canal de distribución es transferir los bienes y servicios de manera eficiente. Pueden enviarse a una tienda minorista o directamente a la residencia del cliente.

Los canales de distribución directa tienen ventajas y desventajas. Lo mismo ocurre con los canales indirectos. Es tarea de los directivos y otros implicados en la gestión empresarial encontrar los medios más eficaces en función de las necesidades específicas de la empresa.

Un canal de distribución directa está organizado y gestionado por el propio fabricante. Los canales directos suelen ser más costosos de establecer al principio y a veces pueden requerir una inversión de capital importante. Habrá que crear almacenes, sistemas logísticos, camiones y personal de reparto. Sin embargo, una vez que se han establecido, es probable que el canal directo sea más corto y menos costoso que el indirecto.

Marketing de canal directo

Vivimos en la era de la comodidad, una época en la que casi todo puede pedirse en línea y entregarse directamente en la puerta de casa. A medida que más consumidores eligen la comodidad de los puntos de venta en línea en lugar de los minoristas en las tiendas, los fabricantes se inclinan por vender sus productos en una plataforma en línea fácil de usar. Además de abandonar la tienda, hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes a la hora de trasladar los canales de distribución a Internet.

Aunque los canales de distribución no han cambiado mucho con el tiempo, la demanda de los consumidores de tener una entrega rápida y cómoda se ha convertido en la norma. Amazon.com y otros puntos de venta en línea se han convertido en la elección de los compradores y, por tanto, en la necesidad de que las empresas se adapten a ella. Incluso el sector de los alimentos frescos se ha visto sacudido por Amazon Fresh y empresas de distribución de comidas como Blue Apron. ¿Cómo afecta esto a su estrategia de distribución?

Hay dos tipos de canales de distribución: directo e indirecto. Como sus nombres indican, la distribución directa es una venta directa entre el fabricante y el consumidor, y la distribución indirecta es cuando un fabricante utiliza un mayorista o un minorista para vender sus productos. Hay pros y contras asociados a ambos métodos, y decidir la opción correcta para una empresa depende en gran medida de las tendencias y preferencias de los consumidores.

Ejemplos de distribución directa

Cuando los bienes o servicios pasan por una serie de empresas o intermediarios antes de llegar al cliente real, esto se conoce como canal de distribución. Este proceso puede implicar a la red mundial, así como a entidades minoristas y mayoristas. El canal se divide entre formas que son directas o indirectas. Un canal «directo» permite a los consumidores adquirir productos directamente de los fabricantes, mientras que los canales «indirectos» dan a los consumidores la posibilidad de realizar compras en empresas mayoristas o minoristas.

Este «canal de distribución» puede considerarse el proceso a través del cual todo bien o servicio tiene que ser transportado para llegar a un cliente que paga. Por otro lado, el término también se utiliza para explicar el camino a través del cual los pagos del cliente llegan a las personas que han fabricado el producto. Estos canales varían en longitud en función del número exacto de pasos que existen entre el consumidor y el vendedor.

Dependiendo del número de organizaciones involucradas, las distribuciones pueden variar en el número de etapas involucradas. Las dos etapas que separan a consumidores y productores se conocen como Canal 1. El Canal 1 representa las etapas del mayorista y el minorista. Por lo general, el mayorista compra y almacena bienes de múltiples productores en grandes suministros. A continuación, estas existencias de bienes se envían a granel a un gran número de minoristas que mantienen un stock menor de cada producto. Aunque esto puede parecer complicado, en realidad ahorra un coste importante a los minoristas más pequeños, que no pueden pedir grandes volúmenes de productos a la vez.