Casarse por lo civil

Cuando una pareja desea contraer matrimonio, puede elegir casarse por lo civil o por la iglesia, dependiendo no solo sus creencias si no también si quieren que esta unión tenga efectos jurídicos. Para ello, lógicamente, deberán casarse por lo civil.

El casamiento por lo civil si bien es una celebración, donde dos personas se toman en unión ante la ley con los derechos y obligaciones que eso conlleva, es un trámite realmente muy sencillo. Esto es así por que la documentación que hay que aportar y los pasos a seguir son muy rápidos y sencillos, a continuación te contamos.

Casamiento por lo civil: ¿En el ayuntamiento, en el juzgado o ante notario?

Cuando elegimos casarnos por lo civil, afortunadamente podemos elegir el procedimiento que más nos guste o convenga para hacerlo, es decir, podemos hacernos por civil en el juzgado, en el ayuntamiento o ante notario, donde todos ellos dan fe pública del acto civil como es el matrimonio. Entonces, ¿Cuáles son estas opciones? ¿hay alguna mejor que otra? Aquí te lo contamos.

Casarse en el Ayuntamiento

Es importante aclarar, que el ayuntamiento no se puede elegir a libre albedrío de los contrayentes, si no que tiene que ser el establecido según domicilio o empadronamiento.

En caso que la pareja aún no conviva, se podrá elegir en cual de los dos ayuntamientos según domicilio, desean celebrar el matrimonio. En caso de casarse en el ayuntamiento, la pareja contrayente deberá pagar una tasa para poder saldar los gatos de papeleo, sellado y gestión. Una vez paga, la pareja elige el día y la hora en la cual se llevará a cabo la celebración del matrimonio.

Una vez elegida la fecha, la pareja deberá presentar esta solicitud en el Registro Civil correspondiente al domicilio, junto con sus documentos de identidad y el de los testigos (original y copia). La solicitud debe hacerse con mínimo 15 días de antelación a la fecha en la cual se celebrará el matrimonio.

Casarse en el Juzgado

Si la pareja decide casarse en el Juzgado, pasa lo mismo que te hemos contado anteriormente, no podrán elegir en cual casarse, si no, que deberán hacerlo en el que corresponda según el domicilio, y eso es así porque lo establece la ley civil de matrimonio. Ahora bien, en caso que el matrimonio se celebre en el Juzgado, la tramitación del expediente y acto en sí, es gratuito, aunque, puede que la pareja deba pagar alguna tasa de sellado pero que es de un valor mínimo. Previo a elegir la fecha y hora, los interesados deben pedir cita para presentar toda la documentación correspondiente (DNI, certificados, documentación de los testigos, etc).

Quienes decidan casarse en el Juzgado, deberán elegir dos testigos (pudiendo ser cuatro dependiendo el Juzgado). Estos darán fe pública de que los contrayentes se casan por su propia voluntad y que son capaces y responsables por sus actos, que nadie decide por ellos ni están influenciados.

Casarse ante Notario

Hasta el año 2017 esto no era posible, pero el Registro Civil desde entonces lo admite. Casarte ante notario es la mejor opción para quienes quieren hacerlo de la manera más rápida y sencilla.

Un detalle particular, es que si bien, aquí hay más libertad de elección en cuanto a quien será quien oficie el acto del matrimonio, es necesario que sea del lugar del domicilio. Es decir, si la pareja vive en Madrid, podrá elegir cualquier notario que esté registrado en ese Municipio, no pudiendo elegir por ejemplo, uno de Barcelona, dado que excedería sus facultades notariales.

Otro beneficio de casarse ante un notario es que puedes elegir una fecha y hora más flexible, dado que puedes casarte cualquier día de semana en la mañana o por la tarde, cosa que si te casas en el juzgado o en ayuntamiento, esto no es posible, dado que solo se celebran matrimonios por la mañana y hasta el mediodía. Muchos notarios incluso, pagando una diferencia de precio, aceptan celebrar matrimonios fuera del horario o días laborables, como por ejemplo, asistir al evento en sí a la noche o un sábado. Pero esto dependerá de cada notario.

¿Qué documentación necesitas presentar para casarte por lo civil?

Al momento de contraer matrimonio, deberás presentar una serie de documentos ante el Registro Civil o Funcionario actuante:

  • DNI de ambos contrayentes (original y copia).
  • DNI de ambos testigos (original y copia).
  • Certificado de nacimiento de ambos contrayentes (copia certificada por el Registro Civil del lugar de nacimiento).
  • Certificado de empadronamiento vigente de ambos contrayentes (vigencia máxima de 3 meses desde el día en que se otorgó).
  • Declaración jurada sobre el estado civil de los cónyuges previo a contraer nupcias (soltero, divorciado, etc). En caso de las personas divorciadas, deberán adjuntar el certificado de matrimonio anterior junto a la sentencia de divorcio o nulidad (expedida y autenticada por el Juzgado correspondiente), y en caso de las personas viudas, deberán adjuntar el certificado de matrimonio anterior junto al acta de defunción del cónyuge.

Casamiento por lo civil con/entre personas menores de edad

La legislación civil española sobre el matrimonio establece que quienes sean mayores de 16 y menores de 18 años, pueden contraer matrimonio siempre y cuando cuenten con:

  • Autorización de madre, padre o representante legal.
  • Dispensa judicial.
  • Documento que acredite que ese menor está emancipado.

Estos documentos complementarios se deberán adjuntar a los ya nombrados anteriormente sin excepción alguna.

Casamiento por lo civil con una persona extranjera

En este caso, se deberá adjuntar documentación complementaria a la que ya te comentamos anteriormente:

  • NIE, tarjeta de residencia y/o pasaporte (original y copia).
  • Certificado de nacimiento del contrayente extranjero.
  • Certificado de residencia de los últimos dos años del contrayente extranjero.
  • Declaración jurada sobre el estado civil del contrayente extranjero (soltero, divorciado, etc).

Elección del régimen patrimonial en el matrimonio: ganancial o separación de bienes

Cuando dos personas quieren contraer matrimonio, previamente deben hacer una elección sobre el régimen patrimonial que quieren en que se base su matrimonio, si en el régimen ganancial o el régimen de separación de bienes. En caso de que la pareja no se haya decidido por ninguno, corresponderá el régimen ganancial.

La elección del régimen patrimonial debe hacerse ante notario, para que este de fe pública del régimen económico establecido y sus consecuencias. Una vez realizado el documento público, deberá presentarse junto a toda la otra documentación obligatoria.

Y bueno, por tradición el siguiente paso después de la boda, es la compra de una casa. Te dejo por aquí un artículo para que aprendas todo lo que necesites sobre el contrato de arras.

 

Deja un comentario