Cobrar pagare antes del vencimiento

Modelo de pagaré

Un pagaré es una promesa escrita de pagar en un plazo determinado. Este tipo de documento hace efectiva la promesa del prestatario de devolver el dinero a un prestamista en un plazo determinado, y ambas partes deben firmar el documento.

Un pagaré establece un registro claro de un préstamo, ya sea entre individuos o entre entidades. Al poner por escrito todos los detalles relevantes, un pagaré garantiza la claridad de las fechas de vencimiento de los pagos y el importe de los mismos.

Si está prestando dinero a una persona o a una empresa, puede querer formalizar el préstamo mediante la creación de un pagaré. Un pagaré es especialmente importante si estás prestando una gran cantidad de dinero. En

Un pagaré debe incluir todos los términos y detalles a los que ambas partes de un préstamo están de acuerdo. Dado que cada estado tiene sus propias leyes que rigen los componentes esenciales de un pagaré, querrá verificar las leyes de su estado cuando escriba un pagaré.

Diferentes tipos de pagarés son apropiados para diferentes tipos de acuerdos. Debe crear su pagaré para que se ajuste al tipo de transacción en la que está involucrado. Los pagarés pueden ser tan simples como un

Pagaré inmobiliario

Definición: La fecha de vencimiento de un pagaré es el momento y la fecha en la que los intereses y el capital deben ser pagados en su totalidad. Un pagaré es una promesa escrita de pagar una cantidad específica de dinero en una fecha futura. La fecha futura se denomina fecha de vencimiento. Decir que un pagaré ha vencido es otra forma de decir que ha vencido.

Los pagarés pueden emitirse con cualquier periodo de tiempo, pero los periodos más comunes son inferiores a un año. En otras palabras, el contrato y el préstamo vencerán en menos de un año desde su emisión. Los pagarés que vencen en menos de un año no suelen indicar la fecha de vencimiento en su anverso, pero algunos sí lo hacen. En su lugar, la fecha de emisión está escrita en el contrato del pagaré junto con el periodo del mismo.

Por ejemplo, un pagaré a nueve meses emitido el 14 de enero de 2016 incluiría la fecha de emisión en el anverso del pagaré. También se indicaría el periodo de nueve meses. Cuando los pagarés se describen en meses, el pagaré vence el mismo día del mes en que fue emitido. En otras palabras, el pagaré de nueve meses del 14 de enero de 2016 vencería el 14 de septiembre de 2016.

Ejemplo de pagaré simple

Un pagaré es un instrumento de deuda que contiene la promesa escrita de una parte (el emisor o el emisor del pagaré) de pagar a otra parte (el beneficiario del pagaré) una suma de dinero determinada, ya sea a la carta o en una fecha futura especificada. Un pagaré suele contener todos los términos relativos al endeudamiento, como el importe principal, el tipo de interés, la fecha de vencimiento, la fecha y el lugar de emisión y la firma del emisor.

Aunque las instituciones financieras pueden emitirlos -por ejemplo, es posible que te pidan que firmes un pagaré para pedir un pequeño préstamo personal-, los pagarés suelen permitir a las empresas y a los particulares obtener financiación de una fuente distinta a un banco. Esta fuente puede ser un individuo o una empresa que esté dispuesta a llevar el pagaré (y proporcionar la financiación) en las condiciones acordadas. En efecto, los pagarés permiten a cualquiera ser un prestamista.

Los pagarés, al igual que las letras de cambio, se rigen por el Convenio de Ginebra de 1930 sobre la Ley Uniforme de Letras de Cambio y Pagarés. Sus normas también estipulan que el término «pagaré» debe insertarse en el cuerpo del instrumento y debe contener una promesa incondicional de pago.

Carta de pago

Los pagarés y la Ley de PrescripciónPeter J. Roberts, QC on January 20, 2015Posted in Comercial Un pagaré es una promesa escrita de un prestatario de pagar una suma de dinero a un prestamista al producirse un hecho, normalmente un requerimiento de pago.    Los pagarés suelen ser utilizados por amigos y familiares para dejar constancia de los préstamos realizados entre ellos.    Nadie espera que haya problemas al principio y todos están seguros de que el préstamo se devolverá en algún momento.    Pero, ¿durante cuánto tiempo son ejecutables los pagarés?    ¿Qué ocurre si el acuerdo amistoso que subyace al préstamo se ve socavado por un desencuentro?    La respuesta breve es que el hecho de que un pagaré siga siendo ejecutable depende tanto del tipo de pagaré como de la fecha en que se otorgó.

En derecho, hay dos tipos de pagarés: un pagaré por un préstamo a la vista y un pagaré por un préstamo contingente.    Un préstamo a la vista es un préstamo pagadero a petición del prestamista.    Un préstamo contingente es un préstamo pagadero en una fecha futura si se produce un acontecimiento determinado.    Antes de la promulgación de la actual Ley de Prescripción, el plazo de prescripción de un préstamo a la vista comenzaba a correr el día en que se adelantaba el préstamo, no en la fecha en que se hacía la demanda posteriormente.    A pesar de que el préstamo no era reembolsable hasta la «demanda», los tribunales sostenían que el plazo de prescripción de estos préstamos empezaba a correr el día del anticipo porque, por ley, no era necesario hacer la demanda antes de demandar el pagaré.    Si un prestamista no demandaba el pagaré en un plazo de seis años a partir de la fecha del préstamo, la reclamación quedaba prescrita por la Ley de Prescripción.    El plazo de prescripción aplicable es de seis años.