Como calcular margen de beneficio

cómo calcular el beneficio de las ventas

Podemos recibir una compensación de algunos socios y anunciantes cuyos productos aparecen aquí. Así es como ganamos dinero. La compensación puede influir en la ubicación de los productos en nuestro sitio, pero las opiniones editoriales, las puntuaciones y las reseñas son independientes de la parte publicitaria de The Blueprint y nuestra objetividad es una parte integral de lo que somos. Nuestro compromiso con usted es la completa honestidad: nunca permitiremos que los anunciantes influyan en nuestra opinión sobre los productos que aparecen en este sitio.

Podemos recibir compensaciones de socios y anunciantes cuyos productos aparecen aquí. La compensación puede influir en la ubicación de los productos en nuestro sitio, pero las opiniones editoriales, las puntuaciones y las reseñas son independientes y nunca están influenciadas por ningún anunciante o socio.

Calcular el margen de beneficio de cada uno de sus productos le permitirá conocer el éxito general de su combinación de ventas. Si sólo vende uno o dos productos, esta información puede ser innecesaria, pero para las empresas que venden varios productos, conocer el rendimiento de cada uno de ellos es vital para el éxito general de su negocio.

ejemplo de margen de beneficios

Para calcular el margen bruto hay que restar el coste de las mercancías vendidas (COGS) de los ingresos totales y dividir esa cifra entre los ingresos totales (Margen bruto = (ingresos totales – coste de las mercancías vendidas)/ingresos totales). La fórmula para calcular el margen bruto como porcentaje es Margen Bruto = (Ingresos totales – Coste de los bienes vendidos)/Ingresos totales x 100.

Cada uno de estos márgenes de beneficio pondera el coste de hacer negocios con o sin determinados factores de coste. Por ejemplo, el margen de beneficio de explotación se calcula sin intereses ni impuestos, mientras que el margen de beneficio neto tiene en cuenta todos los gastos relacionados con la producción de un producto (también se conoce como «la línea de fondo»). Para una explicación detallada de cada margen de beneficio y cómo calcularlo, consulte «Cómo calcular el margen de beneficio para su empresa».

Utilicemos un ejemplo en el que se calculan ambos.Tina’s T-Shirts tiene su sede en Carmel-by-the-Sea, California. Su negocio no lleva mucho tiempo en funcionamiento, sólo un año, y quiere tener una mejor idea de cuánto están afectando los gastos a los beneficios de su empresa. Así que llama a su programa de contabilidad y empieza a hacer algunos cálculos.

qué es un buen margen de beneficio bruto

Los márgenes de beneficio son quizás uno de los ratios financieros más sencillos y más utilizados en las finanzas empresariales. El beneficio de una empresa se calcula en tres niveles de su cuenta de resultados, empezando por el más básico -el beneficio bruto- y llegando al más completo, el beneficio neto. Entre estos dos niveles se encuentra el beneficio de explotación. Los tres tienen sus correspondientes márgenes de beneficio, que se calculan dividiendo la cifra de beneficio entre los ingresos y multiplicándola por 100.

El beneficio bruto es la medida de rentabilidad más sencilla porque define el beneficio como todos los ingresos que quedan después de contabilizar el coste de los bienes vendidos (COGS). El coste de los bienes vendidos incluye sólo los gastos directamente asociados a la producción o fabricación de artículos para la venta, incluidas las materias primas y los salarios de la mano de obra necesaria para hacer o ensamblar los bienes.

Se excluyen de esta cifra, entre otras cosas, los gastos de deuda, los impuestos, los gastos de funcionamiento o los gastos generales y los gastos únicos, como la compra de equipos. El margen de beneficio bruto compara el beneficio bruto con los ingresos totales, reflejando el porcentaje de cada dólar de ingresos que se retiene como beneficio después de pagar el coste de producción.

¿qué es un buen margen de beneficio?

Los márgenes de beneficio son quizás uno de los ratios financieros más sencillos y más utilizados en las finanzas empresariales. El beneficio de una empresa se calcula en tres niveles de su cuenta de resultados, empezando por el más básico -el beneficio bruto- y llegando al más completo, el beneficio neto. Entre estos dos niveles se encuentra el beneficio de explotación. Los tres tienen sus correspondientes márgenes de beneficio, que se calculan dividiendo la cifra de beneficio entre los ingresos y multiplicándola por 100.

El beneficio bruto es la medida de rentabilidad más sencilla porque define el beneficio como todos los ingresos que quedan después de contabilizar el coste de los bienes vendidos (COGS). El coste de los bienes vendidos incluye sólo los gastos directamente asociados a la producción o fabricación de artículos para la venta, incluidas las materias primas y los salarios de la mano de obra necesaria para hacer o ensamblar los bienes.

Se excluyen de esta cifra, entre otras cosas, los gastos de deuda, los impuestos, los gastos de funcionamiento o los gastos generales y los gastos únicos, como la compra de equipos. El margen de beneficio bruto compara el beneficio bruto con los ingresos totales, reflejando el porcentaje de cada dólar de ingresos que se retiene como beneficio después de pagar el coste de producción.