Como despedir a un trabajador conflictivo

Cómo lidiar con dos empleados que se odian

Centro de aprendizajeSiete consejos para gestionar los conflictos entre compañeros de trabajoBob Kagey / Categorías:  Liderazgo, EstrésCuando el conflicto se vuelve mezquino y comienza a incluir ataques personales, la moral del grupo puede pasar rápidamente al lado oscuro, la perdición de todo gerente.    Hace poco me pidieron que ayudara a dos empleados a resolver un conflicto que estaba teniendo un impacto negativo en todos los que los rodeaban.    Las tareas rutinarias seguían realizándose, pero la tensión en el grupo proyectaba una larga sombra sobre la jornada laboral.    El conflicto había progresado hasta el punto de que los empleados se dividían en dos bandos.

En mi primer contacto con uno de los empleados le pregunté cuál esperaba que fuera el resultado de nuestra reunión.    Inmediatamente respondió: «¡Despedirlo!».    En la mayoría de los casos de conflicto negativo en el trabajo, el problema, si se deja sin atender (no se gestiona), empeora con el tiempo.    En este caso, buenos amigos se convirtieron en enemigos mortales.

Los directivos deben responder al conflicto desde el principio y establecer expectativas claras para cada empleado.    Muchos directivos tienden a evitar enfrentarse a los conflictos, ya que son emocionalmente incómodos e incómodas y a menudo se sienten poco preparados para esta tarea.

Cómo resolver los conflictos entre jefe y empleado pdf

Todo lugar de trabajo está formado por individuos con personalidades, antecedentes, hábitos de trabajo, valores e ideas diferentes. Aunque estas diferencias pueden aportar perspectivas únicas y otras ventajas a un empresario, también pueden dar lugar a algún que otro conflicto entre los empleados. Tanto si se trata de un desacuerdo sobre cómo proceder en un proyecto, sobre la temperatura a la que hay que poner el termostato (en realidad, una fuente de conflicto algo común), o sobre quién es responsable de ciertas tareas, si se dejan de lado, las disputas pueden tener un impacto negativo en los empleados y en la empresa.

Tome las medidas oportunas para prevenir y resolver los conflictos de los empleados. En algunos casos, puede ser necesario consultar a un tercero para que le ayude. El objetivo es garantizar que el conflicto tenga resultados productivos con un impacto mínimo en su empresa.

Plantilla para la resolución de conflictos con los empleados

Por ello, Business Management Daily, editor de The HR Specialist y HR Specialist: Derecho Laboral, ha preparado este informe especial de «supervivencia en el lugar de trabajo» para directivos, empleados y profesionales de RRHH:  Resolución de conflictos en el lugar de trabajo: 10 formas de gestionar los conflictos de los empleados y mejorar la comunicación en la oficina, el ambiente de trabajo y la productividad del equipo.

Aprenda a resolver los conflictos en el lugar de trabajo en todos los aspectos, desde el arbitraje de las rivalidades del personal hasta la gestión de un jefe que tiene algo más que una rabieta, pasando por la gestión del resentimiento de los compañeros de trabajo cuando se consigue un ascenso.

1. El conflicto es siempre negativo y debe evitarse en el trabajo.  Todo lo contrario. Cuando los problemas se ocultan o se enmascaran, no se resuelven. Se enconan y se convierten en problemas mayores. El conflicto debe ser reconocido y abordado.

2. Las personas difíciles son casi siempre la causa del conflicto.  Si bien el mal comportamiento es ciertamente una causa que contribuye al conflicto, no establecer expectativas realistas es un gran contribuyente. Si las personas no entienden lo que la organización, su jefe o sus compañeros de equipo esperan, puede producirse confusión y conflicto.

Cómo resolver el conflicto entre jefe y empleado

Puede ser que su trabajo ya no les suponga un reto. Puede que les interese tener más impacto y se sientan frustrados por la falta de inversión de los demás. Puede que se sientan limitados por políticas y procesos que no mejoran los resultados. Otra posibilidad es que carezcan de las habilidades específicas necesarias para realizar sus tareas.

Tal vez se trate de una sonrisa no demasiado sutil o de una mueca en los ojos, de llegar tarde o de estar poco atento en las reuniones. O tal vez sea menos consciente: el empleado trabajador que se ha vuelto cínico y siempre ve lo negativo en cada interacción o propuesta. Una mala actitud puede ser divertida al principio, pero con el tiempo, desgasta a todos. Una mala actitud y un comportamiento negativo perturban a todo el equipo y afectan al rendimiento de los empleados.

Pero no todos los empleados que socavan la autoridad lo hacen con mala intención. A veces los empleados socavan a los líderes porque tienen una perspectiva que el gerente no puede ver. Pueden estar tan apasionados por su perspectiva que no ven cómo su estilo de comunicación está socavando a los demás.