Como montar una empresa de mensajería

Si estás buscando un concepto de negocio que requiera poca inversión, y que puedas iniciar subjetivamente rápido con poco esfuerzo, puede que un negocio de mensajería sea el emprendimiento ideal para ti. no obstante, tienes que tomar en cuenta que, al ser un tipo de compañía simple de montar, la rivalidad será también alta, con una industria dominada principalmente por pequeñas organizaciones. Por eso vas a necesitar tener una perspectiva clara del lugar en el que se va a posicionar tu negocio de mensajería dentro de este mercado algo saturado y hallar el nicho adecuado para eso. así que lee los 5 pasos simples que debes ofrecer para comenzar el sendero hacia el éxito, y algunos consejos que te serán muy útiles. 

Cómo empezar tu propio negocio de mensajería en 5 pasos  

1.Determina en qué tipo de negocio de mensajería vas a especializarte

niña, smartphone, internet

2. inspecciona, investiga, investiga

Como ya te dije antes, investigar tu mercado potencial y la población demográfica local va a ser clave para determinar el tipo de negocio de mensajería que debes iniciar. Si planeas conducir un emprendimiento de mensajería, ten en cuenta de que la multitud de tu ciudad sea económicamente con la capacidad de realizar los pagos a alguien por realizar las tareas de la casa. O, si es un comercio, de que éste tenga suficientes ventas como para invertir sus beneficios en pagarte a ti. 

3. decide cuál será tu modelo de negocio

¿Vas a montar un negocio independiente, o a lo mejor ser un franquiciado es una aceptable opción para ti? En esta parte, es importante que pienses en tus metas a largo plazo.

Si estás pensando en un emprendimiento que tú logres realizar crecer despacio, pero establemente, y del que seas tú quien tenga el control total, probablemente tu mejor alternativa sea montarlo por tu propia cuenta. sin embargo, si lo que deseas es provecho veloces, y te preocupan algunos aspectos de cómo alzar o manejar un negocio de este tipo, considera el hacerte franquiciado de otra empresa de mensajería.  

Realiza un presupuesto para tu equipamiento  Los gastos de un equipamiento de mensajería pueden variar considerablemente. Los limpiadores domésticos, entre otras cosas, comunmente reciben estos materiales de los dueños de las viviendas (detergentes, fregonas, etc.) Pero si piensas lanzar un negocio de mensajería, será primordial que inviertas en algún conjunto básico como:  Carros de mensajería para llevar los productos Aspiradoras o máquinas de vapor industriales Fregadoras de pisos o mopas Y, por supuesto, un autoen el que transportar todo el equipo   Como puedes observar, todo el conjunto catálogo arriba puede llegar a costarte 10.000 € o más, así que es sustancial que supongas si tienes el dinero o puedes conseguir un préstamo para adquirirlo, así como el tiempo que tardarás en recuperarlo con tus provecho.

contact us, facebook, message

Sin olvidar claro que, si contratas a otros para ayudarte con las faenas, éstos van a tener un sueldo que cobrar y que deberás integrar en tu presupuesto. (Leer: Tipos de préstamos para negocios y cuál es el más destacable para ti) 

5. Crea un plan de marketing

Cuando hayas pensado en tu modelo de negocio, qué tipo de mensajería realizarás, y hayas conseguido el dinero para los productos, equipamiento, o empleados necesarios, puedes iniciar tu negocio de mensajería. Pero el siguiente paso es posiblemente la parte más importante: hallar clientes. Y esto sólo lo lograrás con un buen plan de marketing. dependiendo de tu tipo de empresa, algunos carteles o avisos en periódicos tienen la posibilidad de ser el más destacable lugar donde comenzar.

No descartes tampoco otros métodos como las comunidades, o avisos en Internet de pago (en buscadores como Google), principalmente si tu negocio de mensajería es especializado. (Leer: Cómo promocionar un negocio gratis para hallar clientes) Tampoco poseas miedo de ir casa por casa dejando algunas tarjetas de visita para tus probables usuarios – la mensajería es un negocio personal y no hay nada mejor que la primera vez que te conozcan sea cara a cara en lugar de por medio de un cartel. 

4 consejos que debes tener en cuenta para tu negocio

Tanto antes de iniciar tu negocio de mensajería, como mientras estés manejándolo una vez en funcionamiento, hay 4 consejos clave que debes seguir si quieres lograr el éxito y unos ingresos estables. 

1. Debes construir confianza en tus clientes 

Uno de los elementos más indispensables en este tipo de negocio es la confianza (al fin y al cabo, tus clientes dejarán que ingreses en sus viviendas o sus trabajos).

Y una de las cosas que más confianza transmite es la imagen, sea de un individuo, o de una empresa.

ten en cuenta de que:  Tú y tus empleados luzcáis limpios, con un óptimo traje o al menos ropa en condiciones para el trabajo.

Tus facturas tengan el logotipo impreso de tu negocio, y estén hechas por PC (una factura a mano puede parecer poco profesional) Tú y tus empleados tengáis un trato amabley educado cuando habléis a los clientes Tienes todos los papeles necesarios, como licencias(si es que necesitas una), o seguros doctores para ti y tus empleados   Suscribirte a alguna clase de organización de tu sector va a ser además una garantía de confianza para tus clientes. Y no olvides soliciar un certificado de antecedentes penales si contratas a otros empleados.

Esto va a mejorar tu imagen como un profesional en el que se puede confianzar. Tampoco vas a necesitar un certificado de entrenamiento, pero si puedes obtener uno (al igual que tus empleados) va a ser una aceptable forma de incrementar tu probabilidad. 

2. ¿Qué precio poner a tus servicios?

Poner un precio a tus servicios puede ser molesto y consumir tiempo, pero fundamentalmente al inicio, no te apresures con este proceso.

Si tu tarifa es demasiado baja, estarás “robándote” a ti mismo de los provecho que consigas o vas a estar forzado a bajar la calidad de tu trabajo para igualarlo con el precio; si tu cuota es demasiado alta, seguro que perderás varios usuarios. ten en cuenta que en las tareas de mensajería (sobre todo en las domésticas) tu competencia más directa va a ser tu cliente.

Si cobras bastante, pensará “por ese precio, puedo hacerlo yo mismo o misma”.

En los primeros días, analiza atentamente cuánto has cobrado y el valor del trabajo total que realizaste para tener una aceptable estimación real y entender si tu cuota establecida es la correcta. 

3. Un transporte es más relevante de lo que parece

Debido a que tu trabajo se hace en diferentes lugares, tener un vehículo sólo para tu negocio es tan considerable como el resto de aspectos; de hecho, un auto va a ser como tu negocio sobre ruedas.

Necesitas elegir uno adecuado para tu tipo de negocio de mensajería y que esté en condiciones óptimas.

Para un servicio de mensajería doméstica, con un coche utilitario o un monovolumen va a ser suficiente. Si, por el opuesto, te vas a dedicar a la mensajería, vas a necesitar un auto más grande en relación de tu equipo y su tamaño.

No te olvides tampoco de tus empleados si contratas a algunos. Deja claro desde el primer día en que los contrates si van a ser ellos los que tendrán que poner su carro, si en esta situación les pagarás o no la gasolina, o si serás tú quien les proporcionarás un automóvil. 

4. elige dónde basarás tu negocio

Varios negocios de mensajería hoy día tienen su “cuartel general” en sus propias casas: es una buena forma de ahorrar dinero en temas como el alquiler de un local, la luz y otros costos que conllevan este tipo de espacios.

Si tu tipo de negocio va a ser de mensajería, seguro que en tu propia casa vas a tener un reducido espacio para guardar los materiales de trabajo. 

Pero ¿qué pasa si quieres dedicarte a la mensajería comercial o especializada? lo verdaderamente evidente es que no poseas sitio suficiente para las máquinas que vas a utilizar. así que piensa bien si necesitarás un local para entablar allí tu oficina y tu comercio, o si con un reducido guardamuebles podrás apañarte al inicio hasta que tu clientela se expanda. 

Por último, ten presente si en tu país o ciudad hay regulaciones sanitarias o de seguridad relativas a este negocio, puesto que la mensajería involucra conducir productos químicos algunas veces muy peligrosos.