Como ser un buen comercial de ventas

napoleón barragán

Le guste o no, las ventas hacen girar el mundo. La buena noticia es que no hace falta ser un vendedor nato para triunfar en el mundo de las ventas. De hecho, siempre que tengas en cuenta los intereses de los demás (con la vista puesta en el crecimiento de tu negocio), ya tienes las cualidades de un gran vendedor.

Las ventas no consisten en coger el teléfono y acosar a personas desinteresadas. Los grandes vendedores tratan de construir un negocio. No ven las ventas como algo que hacen a la gente, sino como un proceso de colaboración entre ellos y el cliente. Unas buenas habilidades de venta pueden significar más dinero en el bolsillo y una mejor experiencia para el cliente.

Tanto si quieres mejorar tus propias habilidades como si quieres contratar a grandes vendedores para tu equipo, te recomiendo que busques estas características. Puedes perfeccionar tus habilidades de venta cultivando estas cinco cualidades.

Los vendedores no suelen querer presentarse a trabajar, mirar el ordenador durante ocho horas y luego irse a casa. Viven y respiran la venta; es casi como un subidón. Suelen estar motivados por la idea de superarse a sí mismos, a sus compañeros y a sus competidores.

optimismo

El éxito de un vendedor se mide en última instancia por una cosa: los resultados. Sin embargo, si uno se toma el tiempo de escuchar a un vendedor de alto rendimiento, se puede ver claramente por qué está constantemente en la cima de su juego. Es algo más que sus modales, su actitud o su forma de hablar: es una combinación de diferentes rasgos que funcionan de forma cohesionada para producir resultados estelares. No todo el mundo está hecho para las ventas, pero si posees algunos de estos rasgos, ya tienes un buen comienzo.

Un gran vendedor acepta la responsabilidad y no trata de pasar la pelota. Si hay un problema, se responsabiliza y busca la causa del mismo. Tampoco echan la culpa a su organización o a su jefe. Los vendedores estrella tienen un sentido de la responsabilidad por su empresa, los miembros de su equipo y sus clientes, lo que significa que no sólo se preocupan por cerrar el trato y marcharse, sino que se centran en cómo afecta al equipo que les rodea.

La empatía es un rasgo importante que cualquiera puede poseer. Para convertirse en un vendedor de éxito, hay que tener un profundo deseo de comprender las preocupaciones a las que puede enfrentarse un cliente potencial y encontrar una solución ideal a sus problemas. La capacidad de establecer una relación rápida y sencilla es especialmente útil para reducir la tensión en las relaciones con los nuevos clientes potenciales. Al fin y al cabo, a la gente no le importa lo que sepas hasta que les demuestres que te importa de verdad.

pasión

Antes de recibir siquiera un día de formación, los mejores vendedores ya tienen en abundancia dos cualidades aparentemente incompatibles: la empatía con los clientes y la necesidad de superar sus dudas a la hora de comprar.

A pesar de los millones de dólares invertidos en la lucha contra la elevada tasa de rotación de los agentes de seguros, esta tasa -aproximadamente el 50% en el primer año y el 80% en los tres primeros- se mantuvo estable durante los más de 35 años anteriores a la publicación del artículo de Mayer y Greenberg de 1964. Los autores dedicaron siete años de investigación a estudiar el problema de la ineficacia de un gran número de vendedores. Descubrieron fallos en los métodos de selección establecidos y revelaron las dos cualidades básicas que debe tener todo buen vendedor: la empatía y el impulso del ego.

La empatía, en este contexto, es la capacidad central de sentir como otras personas para venderles un producto o servicio; un comprador que percibe la empatía de un vendedor le proporcionará un valioso feedback, que a su vez facilitará la venta. Los autores definen la segunda de las dos cualidades, el impulso del ego, como el deseo personal y la necesidad de realizar la venta, no por el dinero que se pueda ganar, sino porque el vendedor siente que tiene que hacerlo. Para los vendedores con un fuerte impulso del ego, cada venta es una conquista que mejora notablemente su autopercepción. En la relación dinámica entre la empatía y el impulso del ego, cada uno debe trabajar para reforzar al otro.

cómo convertirse en vendedor sin experiencia

Este artículo ha sido redactado por Maureen Taylor. Maureen Taylor es la directora general y fundadora de SNP Communications, una empresa de comunicación corporativa con sede en la zona de la bahía de San Francisco. Lleva más de 25 años ayudando a líderes, fundadores e innovadores de todos los sectores a perfeccionar sus mensajes y su forma de transmitirlos.

Las ventas son un arte. En parte asertivo, en parte pasivo, si equilibras la persuasión y el carisma de un gran vendedor, serás capaz de vender paletas de ketchup a una mujer con guantes blancos el 4 de julio (aunque se recomienda algo ligeramente más práctico). Sigue leyendo para descubrir cómo cultivar la confianza, una presencia asertiva y una perspectiva optimista en tus ventas.

Este artículo ha sido redactado por Maureen Taylor. Maureen Taylor es la directora general y fundadora de SNP Communications, una empresa de comunicaciones corporativas con sede en el área de la bahía de San Francisco. Lleva más de 25 años ayudando a líderes, fundadores e innovadores de todos los sectores a perfeccionar sus mensajes y sus comunicaciones. Este artículo ha sido visto 671.472 veces.