Como venderse en un curriculum

Cómo venderse en un currículum vitae

Su currículum es la primera impresión que recibe un posible empleador, y su objetivo es conseguir una entrevista. La mayoría de los responsables de contratación sólo dedican unos minutos a cada currículum, por lo que el tuyo debe destacar y despertar su interés. La mejor manera de conseguirlo es promocionarse de forma eficaz, destacando exactamente cómo usted y su experiencia serán beneficiosos. A continuación, te ofrecemos varias formas de distinguirte de la competencia.

Su resumen debe ser una explicación concisa y directa de usted como profesional, su puesto de trabajo, las cualidades que le hacen indispensable y cómo puede beneficiar al empleador. Recuerda que tu currículum no trata de ti, sino de lo que puedes aportar. Esta primera sección debe animar al responsable de la contratación a seguir leyendo.

Su currículum debe adaptarse específicamente al puesto de trabajo que solicita, incluyendo sólo lo que convenza al empresario de que tiene las aptitudes necesarias. Debe dejar claro que su experiencia relevante le hace perfecto para este trabajo.

Cómo venderse a sí mismo discurso

La marca personal consiste en comunicar tu identidad y mostrar lo que te diferencia de los demás en tu campo. Combina lo personal con lo profesional, ya que una marca engloba tus habilidades y talentos, junto con la personalidad y el estilo.

Piensa en algunas de tus mejores experiencias laborales y en cómo has contribuido a ellas. ¿Qué habilidad o característica se refleja en tus mejores historias laborales? ¿Cómo la utilizaste? ¿Con qué resultado? Pregúntese: «¿Por qué a la gente le gusta trabajar conmigo o emplearme?». ¿Qué te hace ganar cumplidos o elogios? ¿Para qué depende la gente de ti?

Puedes identificar tus características distintivas tú mismo, o trabajar con un entrenador o consejero profesional que te ayude a identificarlas. Es una buena idea pedir opiniones sobre tus ideas a algunos amigos o colegas de confianza antes de hacer pública tu marca, para evitar que no coincida la forma en que te ves a ti mismo con la de los demás.

Véndete en una frase de ejemplo

Aunque su perfil debe ser breve y ágil (no más de 150-200 palabras), debe contener los datos más importantes e impresionantes sobre usted. Pueden ser tus años de experiencia profesional, tus habilidades clave, tus cualificaciones, tus mayores logros o tus objetivos profesionales.

Esto significa utilizar hechos y cifras para mostrar cómo has marcado la diferencia en el pasado. Los logros que incluya dependerán, por supuesto, de su sector y función laboral, pero algunos ejemplos podrían ser:

Al cuantificar sus logros en lugar de limitarse a decir que «supervisó un equipo» o «alcanzó sus objetivos mensuales», es mucho más rápido y fácil para los reclutadores entender cómo podría ser un activo para la empresa.

Por ejemplo, incluyendo detalles de su perfil de LinkedIn en los que haya compartido opiniones interesantes sobre las últimas tendencias del sector o en los que haya escrito artículos interesantes que hayan recibido mucha participación de otros profesionales.

Una de las formas más efectivas de venderse en su CV y mostrar por qué es usted un gran candidato para el puesto es utilizar palabras clave de la descripción del trabajo o del sitio web de la empresa. Una vez más, esto ayuda a que el reclutador reconozca rápidamente que usted se ajusta a sus requisitos y que es un buen candidato para el puesto.

Creatividad

En un mercado laboral cada vez más competitivo, es más importante que nunca aprender los fundamentos de cómo venderse en el currículum. A medida que la economía mundial se recupera de la caída de la productividad provocada por la pandemia, cada vez son más las organizaciones que buscan ampliar sus equipos y dar la vuelta a sus pérdidas; pero, ¿cómo puedes retocar y cambiar tu currículum para convertirte en una perspectiva más atractiva?

De eso es de lo que vamos a hablar hoy: de cómo venderte en tu currículum para que tu candidatura destaque y para que los que lo lean te llamen para una entrevista de seguimiento. Antes de entrar en el proceso de venderte a ti mismo en tu currículum, es importante tener un poco de contexto. Según las estadísticas de Undercover Recruiter, los reclutadores y los directores de recursos humanos dedican sólo 3 minutos a leer un currículum, y han informado de que a menudo toman una decisión sobre ese candidato en el primer minuto de lectura de su currículum. Los autores de ese informe afirman que uno de cada cinco reclutadores rechazará a un candidato incluso antes de terminar de leer un currículum, lo que apunta al hecho de que se puede prestar mucha más atención a la venta de uno mismo en el currículum.