Defectos de una persona entrevista de trabajo

cuál es su debilidad mejor respuesta

Esto significa que puedes utilizar nuestra lista de inmediato. Y cuando te pregunten por tus puntos fuertes y débiles (sigue siendo una de las 100 preguntas más habituales en las entrevistas de trabajo), sabrás exactamente qué responder.

Mi frase favorita es: «Encuentra un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día en tu vida». Intento aplicar esta regla a diario, ya que es una verdadera fuente de motivación para mí. Tomarse el tiempo cuando…

Mi principal punto fuerte es mi capacidad para ponerme en marcha y hacer que los demás pasen a la acción. Cualquier proyecto, por muy bien diseñado que esté, no sirve de nada si no se lleva a cabo. Por eso siempre tengo un montón de proyectos en marcha. Tómate el tiempo…

¿Mi mayor fortaleza? Ser capaz de pensar de forma diferente a los demás. No me falta sentido común, pero definitivamente me siento más a gusto cuando intento hacer algo radicalmente diferente. Esto ha resultado útil en el trabajo en varias ocasiones…

La constancia es uno de mis puntos fuertes: siempre termino los proyectos que me asignan no porque sea el que más trabajo hace en un día, sino simplemente porque nunca hay un día en el que haga menos que el anterior…

trabajo en equipo

Alison Doyle es una de las principales expertas en carreras profesionales del país y ha asesorado tanto a estudiantes como a empresas sobre prácticas de contratación. Ha concedido cientos de entrevistas sobre el tema para medios como The New York Times, BBC News y LinkedIn. Alison fundó CareerToolBelt.com y ha sido una experta en este campo durante más de 20 años.

¿Estás preparado para triunfar en tu próxima entrevista de trabajo? El éxito de una entrevista es tanto una ciencia como un arte, y requiere una preparación diligente junto con la capacidad de sentirse a gusto en la sala de entrevistas. También es importante sentirse cómodo y confiado a la hora de explicar por qué eres el más adecuado para un puesto.

La entrevista es una habilidad en sí misma, en la que tu capacidad para interactuar con el entrevistador y articular tus ideas son factores tan importantes para conseguir el trabajo como las cualificaciones que figuran en tu currículum.

No vale la pena ir con pies de plomo. No sólo el entrevistador sabrá que no has invertido mucho tiempo en prepararte, sino que tus respuestas (y tu confianza en ti mismo) pueden verse afectadas si no te tomas el tiempo necesario para prepararte adecuadamente.

puntos débiles para la entrevista de trabajo

Alison Doyle es una de las principales expertas en carreras profesionales del país y ha asesorado tanto a estudiantes como a empresas sobre prácticas de contratación. Ha concedido cientos de entrevistas sobre el tema para medios como The New York Times, BBC News y LinkedIn. Alison fundó CareerToolBelt.com y ha sido una experta en este campo durante más de 20 años.

¿Está preparado para hablar de sus puntos débiles durante una entrevista de trabajo? Una de las preguntas más difíciles de responder en una entrevista es: «¿Cuál es su mayor debilidad?». Esta pregunta es un reto porque es fácil responder de forma que parezca deshonesta («No tengo puntos débiles») o descalificadora («Soy malo en esta habilidad que es imprescindible para este trabajo»).

La forma en que respondas también ayudará al entrevistador a entender lo bien que te conoces a ti mismo, así como si encajas bien en el puesto. También muestra al entrevistador que sabes que nadie es perfecto y que estás dispuesto a trabajar para mejorar tus habilidades y superarte.

¿De qué deberías hablar cuando te pregunten qué puedes mejorar? Los puntos débiles son difíciles de comentar, así que debes tener cuidado al compartir ejemplos de los tuyos. No querrás quedarte fuera de la competición por el puesto porque el entrevistador piense que no estás cualificado. Tampoco quieres parecer demasiado arrogante y perfecto, porque casi nadie lo es.

resolución de problemas

Las entrevistas de trabajo suelen seguir una fórmula que hace que los candidatos se enfrenten a menudo a las mismas preguntas. Esto es especialmente cierto en el caso de los reclutadores experimentados, que a menudo se sienten lo suficientemente seguros de sus habilidades para improvisar la entrevista y, en consecuencia, utilizan las mismas preguntas probadas una y otra vez.

Cada entrevista debe estar adaptada al puesto de trabajo y debe elaborarse de antemano una serie de preguntas relacionadas específicamente con ese puesto. Las pruebas de aptitud o psicométricas adicionales también pueden formar parte del proceso si el puesto lo requiere y, a su vez, pueden ofrecerle nuevas áreas para cuestionar.

También hay que tener en cuenta si el equipo de RRHH realiza la primera ronda de entrevistas y el puesto requiere un conjunto de habilidades especialmente técnicas. Si este es tu caso, puede valer la pena que el director de contratación esté presente en la primera entrevista para asegurarse no sólo de que se hacen las preguntas correctas, sino también de que las respuestas se interpretan correctamente.