Delegado de personal en empresas de menos de 6 trabajadores

qué es la delegación en la empresa

Garantizar unas condiciones de trabajo seguras y saludables para los trabajadores y trabajadoras; autorizar la aplicación de las normas elaboradas en virtud de la Ley; ayudar y alentar a los Estados en sus esfuerzos por garantizar unas condiciones de trabajo seguras y saludables; proporcionar investigación, información, educación y formación en el ámbito de la seguridad y la salud en el trabajo; y para otros fines.

El Congreso considera que las lesiones y enfermedades personales derivadas de situaciones laborales suponen una carga sustancial y un obstáculo para el comercio interestatal en términos de pérdida de producción, pérdida de salarios, gastos médicos y pagos de indemnizaciones por incapacidad.

El Congreso declara que es su propósito y política, a través del ejercicio de sus poderes para regular el comercio entre los distintos Estados y con las naciones extranjeras y para proporcionar el bienestar general, asegurar en la medida de lo posible a todos los trabajadores y trabajadoras de la Nación condiciones de trabajo seguras y saludables y preservar nuestros recursos humanos –

alentando a los empleadores y a los empleados en sus esfuerzos por reducir el número de riesgos para la seguridad y la salud en el trabajo en sus lugares de trabajo, y estimular a los empleadores y a los empleados a instituir nuevos programas y a perfeccionar los existentes para proporcionar condiciones de trabajo seguras y saludables;

significado de la delegación de personal

Es el proceso organizativo por el que un directivo reparte su propio trabajo entre toda su gente. Implica darles la responsabilidad de realizar las tareas que se les delegan de la forma que consideren oportuna.

Junto con la responsabilidad, también comparten la cantidad correspondiente de autoridad. Esto garantiza que las tareas se puedan completar de forma eficiente y que el individuo se sienta realmente responsable de su realización.

En el mejor de los casos, delegar es capacitar a las personas para que realicen el trabajo para el que están más capacitadas. Les permite invertir más en el trabajo y desarrollar sus propias habilidades y capacidades. También permite al directivo realizar otras tareas importantes que pueden ser más estratégicas o de mayor nivel.

Delegar la autoridad también puede mejorar la eficiencia al hacer que más empleados sean responsables de su propio trabajo y actividades. Se gasta menos tiempo y energía en supervisar y microgestionar a los empleados que son capaces y competentes. Su equipo se vuelve más capaz y puede lograr un mayor rendimiento como resultado.

cómo delegar el trabajo en los empleados

Uno de mis deportes olímpicos favoritos es el relevo en pista. Los corredores hacen que coger un bastón a ciegas a 20 mph mientras se mantienen en sus carriles parezca increíblemente fácil. Pero en realidad, lo que hacen es extremadamente difícil. Y se parece mucho a delegar con eficacia.

Delegar parece fácil -y otros que lo hacen bien lo hacen parecer fácil-, pero pasar el testigo de forma eficaz requiere mucha confianza, comunicación y coordinación. Aun así, si aprendes a delegar -y lo haces bien- todos los miembros de tu equipo salen ganando.

Como líder, delegar es importante porque no puedes -y no debes- hacerlo todo tú mismo. Delegar da poder a su equipo, genera confianza y ayuda al desarrollo profesional. Y para los líderes, les ayuda a aprender a identificar quién es el más adecuado para abordar tareas o proyectos.

Por supuesto, delegar tareas puede aligerar tu carga de trabajo, pero según el Dr. Scott Williams, profesor de gestión de la Universidad Estatal de Wright, delegar hace mucho más que quitarte cosas de encima.

ejemplo de delegación de responsabilidades

Uno de mis deportes olímpicos favoritos es el de relevos en pista. Los corredores hacen que coger un bastón a ciegas a 20 mph mientras se mantienen en sus carriles parezca increíblemente fácil. Pero en realidad, lo que hacen es extremadamente difícil. Y se parece mucho a delegar con eficacia.

Delegar parece fácil -y otros que lo hacen bien lo hacen parecer fácil-, pero pasar el testigo de forma eficaz requiere mucha confianza, comunicación y coordinación. Aun así, si aprendes a delegar -y lo haces bien- todos los miembros de tu equipo salen ganando.

Como líder, delegar es importante porque no puedes -y no debes- hacerlo todo tú mismo. Delegar da poder a su equipo, genera confianza y ayuda al desarrollo profesional. Y para los líderes, les ayuda a aprender a identificar quién es el más adecuado para abordar tareas o proyectos.

Por supuesto, delegar tareas puede aligerar tu carga de trabajo, pero según el Dr. Scott Williams, profesor de gestión de la Universidad Estatal de Wright, delegar hace mucho más que quitarte cosas de encima.