Dinamica de grupo ejemplos resueltos

Ejemplos de dinámicas de grupo

No existe una definición específica de grupo. Algunos consideran que dos o más personas que interactúan entre sí forman un grupo. Otras definiciones afirman que para que un conjunto de personas sea percibido como un grupo debe haber un grado de estructura o permanencia. En un sentido general podemos decir que un grupo es un conjunto de personas que interactúan entre sí y se perciben a sí mismas como una sola unidad. Trabajan juntos en armonía para alcanzar un conjunto de objetivos comunes. En un lugar de trabajo, los grupos son muy importantes, independientemente de que sean grupos formales o informales.

Dan un sentido de pertenencia al individuo y sacan lo mejor de su rendimiento, entusiasmo y creatividad. Kurt Lewin describió la dinámica de grupo como la forma en que los individuos y los grupos actúan y reaccionan ante las circunstancias cambiantes. Es un sistema de comportamientos y procesos psicológicos que ocurren dentro de un grupo o entre grupos. El estudio de la dinámica de grupo nos ayuda a comprender la toma de decisiones, el liderazgo, las razones de los conflictos en un entorno laboral y a crear técnicas terapéuticas eficaces.

Por qué es importante la dinámica de grupo

La mayoría de las personas han tenido alguna experiencia con las frustraciones o los desafíos únicos de trabajar con grupos pequeños. Las siguientes categorías detallan algunos de los retos que puede haber encontrado en el trabajo en grupo.

Los retos interpersonales incluyen choques de personalidad, estilos de comunicación diferentes y conflictos entre los miembros[1] Aunque el conflicto es normal en un grupo pequeño, los retos interpersonales improductivos tienden a ser personalizados y perjudican que el grupo alcance sus objetivos. Por ejemplo, un miembro que tiene un estilo de comunicación franco y directo puede abrumar u ofender a otros miembros.

Diferencias culturales y de género: Aunque la diversidad cultural puede ser muy beneficiosa en un grupo, sobre todo cuando se valora la variedad de experiencias, también puede ser un reto. Por ejemplo, las culturas individualistas promueven la competición, la victoria, la diferencia y los logros individuales. Las culturas colectivistas tienden a priorizar las necesidades del grupo, la armonía y la cooperación. Si un miembro del grupo es muy individualista, puede tender a tomar el control y ser más contundente con sus ideas que los miembros de culturas más colectivistas, que se preocupan más por las necesidades de todo el grupo.

Ejemplos de dinámicas de grupo en el asesoramiento grupal

Cuando se trata de completar el trabajo, gestionar proyectos y alcanzar objetivos, los directivos tienen muchas opciones sobre cómo dirigir a las personas que dirigen. Pueden tratar a cada uno de sus subordinados individualmente, asignándoles objetivos individuales y permitiéndoles trabajar solos. Por el contrario, los directivos pueden considerar a sus subordinados como un gran grupo, o un subconjunto de grupos más pequeños, y ponerlos en marcha para resolver los problemas de la organización y alcanzar los objetivos.

Si has ido al instituto, ya sabes más de lo que crees sobre grupos. ¿Eras uno de los chicos guays? ¿Uno de los sesudos y estudiosos? ¿Te uniste al club de ajedrez? ¿El club de francés? ¿El equipo de fútbol? Todo esto, los clubes y camarillas de los que formaste parte, y los que no, son grupos. Y se pueden clasificar de varias maneras. Hablemos de los tipos de grupos que uno puede encontrar, en la vida y especialmente en el trabajo.

Un grupo se define como dos o más individuos, que interactúan y son interdependientes, y que se han reunido para lograr un objetivo concreto. Los grupos pueden ser formales o informales. Un grupo formal es un grupo de trabajo designado, uno que está definido por una organización basada en su estructura jerárquica, con tareas designadas relacionadas con su función. En el lugar de trabajo, podría ser el grupo de finanzas o el de recursos humanos.

Dinámica de grupo en la gestión

¿Has trabajado alguna vez en un grupo en el que parecía que todo el mundo «encajaba»? No había ninguna tensión latente y parecía que los puntos fuertes de cada persona se solapaban perfectamente con los puntos débiles de los demás. Esto no es un accidente: los grandes líderes se esfuerzan mucho por reunir grupos que tengan una fuerte dinámica de grupo.

La dinámica de grupo es una medida de la forma en que un conjunto de personas funciona conjuntamente. Es tanto la eficiencia de lo productivo que es el grupo (es decir, lo mucho que se logra y la calidad) como la facilidad con la que los grupos trabajan juntos (es decir, la frecuencia con la que el grupo se atasca, la forma en que las personas se ayudan entre sí, etc.). Cuando conseguimos que la parte del «trabajo conjunto» sea correcta, es mucho más fácil conseguir resultados de alta calidad.

Cuando cada persona entiende en qué dirección va el equipo y por qué, están alineados. La alineación garantiza que no haya ambigüedad y que todos puedan marchar en la misma dirección. Esto alivia la tensión y ayuda a crear una fuerte dinámica de equipo. Se puede crear una alineación escribiendo los planes, obteniendo la aprobación temprana de los líderes que van a poner en práctica los planes y comunicando regularmente los progresos.