Ergonomia en el puesto de trabajo oficina

ergonomía del trabajo desde casa

La oficina moderna está preparada para que trabajes el mayor tiempo posible sin distracciones ni fatiga. Sin embargo, detrás de todas estas comodidades se esconden muchos riesgos ergonómicos que pueden afectar en gran medida a su salud con el paso del tiempo.

Una mala postura al sentarse puede parecer inocua, incluso satisfactoria. Tanto si te encorvas como si te inclinas hacia delante en tu escritorio, tienes una sensación de alivio al relajar los músculos del tronco y de la parte inferior de la espalda. El problema es que la columna vertebral acaba trabajando más de la cuenta para compensar la holgura.

Una mala postura al sentarse, como la cifosis, ejerce una presión desigual sobre la columna vertebral. Esta es una receta para la disfunción de la columna vertebral, la degeneración prematura de las articulaciones, el pinzamiento de los nervios e incluso el dolor de espalda crónico.

Una postura neutra al sentarse es aquella en la que la curvatura natural de las tres secciones de la columna vertebral (cervical, torácica y lumbar) se conserva y equilibra al sentarse. En esta posición, la columna vertebral puede soportar y distribuir mejor cualquier peso que se le imponga.

Estrechamente relacionado con el primer punto anterior están las posturas incómodas en general. Se trata de posiciones corporales poco naturales que se adoptan al agacharse, girar o estirarse demasiado. Estas posturas empujan las articulaciones más allá del rango medio de movimiento, dejándole mucho más susceptible a las lesiones ergonómicas.

configuración ergonómica del puesto de trabajo

Si te sientas detrás de un escritorio durante horas, no estás condenado a una carrera de dolor de cuello y espalda o de muñecas y dedos. Una ergonomía adecuada en la oficina, que incluya una altura correcta de la silla, una separación adecuada de los equipos y una buena postura en el escritorio, puede ayudarte a ti y a tus articulaciones a estar cómodos en el trabajo.

Elige una silla que soporte las curvas de tu columna vertebral. Ajusta la altura de tu silla para que tus pies descansen en el suelo o en un reposapiés y tus muslos estén paralelos al suelo. Ajuste los reposabrazos para que sus brazos descansen suavemente sobre ellos con los hombros relajados.

Coloque el ratón al alcance de la mano y en la misma superficie que el teclado. Mientras escriba o utilice el ratón, mantenga las muñecas rectas, la parte superior de los brazos pegada al cuerpo y las manos a la altura de los codos o ligeramente por debajo de ellos. Utiliza los atajos de teclado para reducir el uso prolongado del ratón. Si es posible, ajusta la sensibilidad del ratón para que puedas utilizar un toque ligero para manejarlo. Alterne la mano con la que maneja el ratón moviéndolo hacia el otro lado del teclado.

lista de comprobación de la ergonomía en la oficina

Muchas personas no se dan cuenta de que un puesto de trabajo informático mal diseñado y/o unos malos hábitos de trabajo pueden provocar graves problemas de salud. Los síntomas más comunes asociados a un mal diseño o a unos malos hábitos incluyen molestias en la espalda, el cuello y los hombros, las manos y las muñecas, así como dolores de cabeza y fatiga visual. Si experimenta alguno de estos síntomas mientras trabaja, póngase en contacto con la UEOHC para obtener ayuda médica.

Afortunadamente, la solución puede ser bastante sencilla. La configuración adecuada del puesto de trabajo y las prácticas de trabajo pueden eliminar las molestias e incluso evitar que se produzcan en primer lugar. Unos simples ajustes en los equipos de oficina pueden hacer maravillas, haciendo que el trabajo sea más cómodo y más productivo.

El asiento debe poder ajustarse hasta que los muslos queden paralelos al suelo. Los usuarios más bajos o más altos pueden necesitar cilindros de diferente altura. Si no puede ajustar la altura de la silla correctamente, póngase en contacto con el fabricante de la silla para obtener un cilindro de repuesto. Ajustar la silla demasiado alta ejerce más presión de la necesaria en la parte posterior de las piernas, reduciendo la circulación. Si la silla está demasiado baja, una parte más pequeña de las piernas está en contacto con la silla y la presión en esa zona es correspondientemente mayor.

ejemplos de ergonomía en el lugar de trabajo

Lesiones comunes en la oficinaLos problemas musculoesqueléticos, de visión y de audición son comunes en el lugar de trabajo. Aplicando soluciones ergonómicas, puede reducir los problemas físicos y mejorar su comodidad y capacidad para trabajar con eficacia. Problemas musculoesqueléticos Su sistema musculoesquelético está formado por las estructuras que le sostienen y le ayudan a moverse, como los huesos, las articulaciones, los músculos, los tendones y los ligamentos. Algunos ejemplos de problemas musculoesqueléticos que pueden estar relacionados con cuestiones ergonómicas son:

Soluciones. Puede reducir las posibilidades de sufrir lesiones musculoesqueléticas y estar más cómodo y ser más eficiente configurando su puesto de trabajo y sus herramientas de trabajo según sus necesidades personales. Una buena postura también ayudará a prevenir las lesiones musculoesqueléticas. Si tiene que levantar peso, no utilice un cinturón de espalda. Los cinturones para la espalda no reducen las distensiones ni otras lesiones. Además, pueden incluso aumentar las posibilidades de sufrir una lesión al hacer que te sientas demasiado confiado y que intentes levantar más de lo que deberías. Levantar con seguridad: Para ayudar a prevenir las caídas, mantenga los pasillos libres de cables, desorden y derrames. Cierre completamente los cajones después de usarlos. Utilice escaleras de mano en lugar de sillas para alcanzar objetos altos. Informe de cualquier peligro, como alfombras sueltas o luces fundidas. Y use un calzado apropiado para su trabajo y su entorno. Mantenga una buena salud mediante: Una buena salud general, que incluya fuerza y flexibilidad, puede ayudar a prevenir lesiones. También te ayudará a recuperarte más rápidamente si te lesionas. Problemas de visión Los problemas de visión típicos del lugar de trabajo son: