Gravamen especial sobre bienes inmuebles de entidades no residentes

Impuesto sobre la venta

Si vende su propiedad, debe pagar impuestos sobre los beneficios. La venta debe declararse cuando existe un acuerdo vinculante (un contrato de venta). El momento en el que se le paga o el momento en el que el nuevo propietario accede a la vivienda es irrelevante.

Contenido del impreso Venta de viviendas, K5 (SKV 2105)Aquí encontrará información sobre el contenido de la parte del impreso en la que se declaran y calculan los beneficios o las pérdidas.Este anexo debe presentarse con la Declaración de la Renta 1. Si dispone de una identificación bancaria sueca, puede presentar el anexo y la declaración de la renta de forma digital a través del servicio electrónico de la Agencia Tributaria «Declaración de la Renta 1» («Inkomstdeklaration 1»).

Se trata del año en el que usted y el comprador firmaron el contrato de compraventa (no la carta del contrato de compraventa). Presente el anexo con la Declaración de la Renta 1 el año siguiente a la firma del contrato de compraventa.

El número de identidad personal es su número de identidad personal sueco, el número de coordinación o el número de registro especial (si ha recibido dicho número de la Agencia Tributaria sueca porque vive en el extranjero). El número que debe utilizar figura en su declaración de la renta.

Sweden tax on foreign income

We inform you that the websites: «www.agenciatributaria.es» and «www.agenciatributaria.gob.es» have been closed as of December 13, and have been replaced in their entirety by the new electronic site of the Tax Agency «sede.agenciatributaria.gob.es».

If you wish, you can obtain information on the structure and navigation in this new site at the following link: «Structure and navigation in the electronic headquarters», which will help you to know its structure, navigate through it and locate the information and/or procedures you wish to carry out.

Impuesto sobre la plusvalía en la venta de inmuebles para no residentes

El objetivo de este artículo fiscal es evitar posibles deficiencias fiscales cuando se trata de inmuebles españoles. El alcance de las principales implicaciones fiscales se limita a la compra y mantenimiento de inmuebles españoles propiedad de no residentes en España, desde el punto de vista fiscal.

Impuestos indirectos. La compra de inmuebles nuevos está sujeta al 10% de IVA junto con el impuesto de actos jurídicos documentados. El impuesto de actos jurídicos documentados aplicable oscila entre el 0,5% y el 2%, dependiendo de la Comunidad Autónoma donde se encuentre el inmueble.

Por otro lado, en el caso de la reventa de inmuebles, la compra está sujeta al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales a un tipo que suele oscilar entre el 6% y el 10%, de nuevo en función de dónde se encuentre el inmueble. Sin embargo, cuando la propiedad es adquirida por una empresa/empresario y el vendedor está registrado a efectos del IVA, el comprador puede renunciar a la exención del IVA y, por lo tanto, la compra está sujeta al impuesto sobre actos jurídicos documentados, y al IVA a través del mecanismo de inversión del sujeto pasivo, al conllevar la correspondiente deducción del IVA. Es decir, la operación es neutra a efectos de IVA.

Venta de propiedades por parte de no residentes

Todas las remuneraciones laborales, ya sean en metálico o en especie, se consideran ingresos imponibles. Los honorarios de los directivos, las primas, las comisiones, las pensiones, las rentas vitalicias, las indemnizaciones, los pagos de compensación fiscal y los incentivos (por ejemplo, opciones sobre acciones, programas de acciones) se consideran rentas del trabajo. Las principales prestaciones en especie imponibles son el subsidio de vivienda, el coche de empresa y las comidas gratuitas. Las retribuciones suelen tributar en el momento de su pago (principio de caja). Se aplican normas específicas para los incentivos sujetos a restricciones.

Se considera que los préstamos de un empresario a un empleado con un interés bajo o nulo generan un beneficio imponible. El beneficio imponible es deducible como coste de los intereses. Tenga en cuenta que los miembros de la dirección y los accionistas no pueden prestar dinero del empleador debido a las normas suecas de asistencia financiera.

Las personas físicas residentes en Suecia tributan por las plusvalías realizadas durante el periodo de residencia. Todos los ingresos corrientes procedentes del ahorro bancario, los instrumentos financieros, los créditos de diversa índole, los dividendos y las ganancias percibidas por una persona residente tributan como rentas de inversión. Por ejemplo, son imponibles los ingresos por intereses, los dividendos, las ganancias por la venta de acciones y propiedades privadas y los ingresos por alquiler de inmuebles o apartamentos.Las personas que han sido residentes en Suecia siguen teniendo la obligación de tributar por las ganancias de capital derivadas de la enajenación de, entre otros, acciones suecas y activos similares durante un período de diez años después de haber dejado Suecia. Este plazo se reduce en varios convenios de doble imposición (CDI).Las personas físicas no residentes tributan por las plusvalías de origen sueco (por ejemplo, las plusvalías de los inmuebles suecos y de los pisos de los propietarios de los inquilinos). Las rentas de inversión y las ganancias de capital suelen tributar a un tipo fijo del 30%.