Indemnización por accidentes de tráfico latigazo cervical

La indemnización por accidentes de tráfico latigazo cervical es lamentablemente una de las lesiones más comunes en los accidentes de coche. Esta se produce cuando la persona impacta su cuello y cabeza contra la parte superior del asiento a causa de un accidente de tráfico. Por suerte, la mayoría de las personas que lo han padecido luego de la rehabilitación no tienen ninguna secuela.

¿Qué es el latigazo cervical?

El latigazo cervical se produce en muchos accidentes de tráfico. Esto se produce cuando la cabeza y el cuello sufren un pequeño impacto a causa de un coche a baja velocidad en la parte trasera del coche. Es decir, un coche impacta a baja velocidad en la parte trasera del que tiene delante y como consecuencia, el conductor golpea su cabeza generando un pequeño impacto en el cuello y cabeza, lo que produce el “latigazo cervical”.

Es importante saber que aunque es muy molesto y algo doloroso al principio, el 80% de las personas que lo han padecido, realizando los tratamientos y rehabilitación indicados, se recuperan al 100%. El otro porcentaje de la población quedó con una pequeña secuela pero nada que le impida hacer una vida normal, como puede ser tensión cervical o dolor cérvico branquial, las cuales son secuelas y se puede pedir una indemnización por accidentes de tráfico latigazo cervical por padecerlas.

¿Cómo se calcula la indemnización por accidentes de tráfico latigazo cervical?

Para poder calcular el monto de la indemnización, se van a tener en cuenta básicamente tres cosas:
1. Los días que la persona no ha podido llevar una vida normal a causa de la afección cervical.
2. Los días que realizó los diferentes tratamientos como rehabilitación o terapias alternativas.
3. Las secuelas que ha dejado este pequeño impacto cervical, como pueden ser mareos, dolor de cabeza o vértigo (en caso de que así sucediese).

En este caso la indemnización por accidentes de tráfico latigazo cervical se pide a través de un procedimiento penal, en el cual el afectado, deberá interponer la correspondiente denuncia ante el acusado. Si bien cada parte aporta las pruebas pertinentes para eludir o disminuir su responsabilidad, en el caso del acusado por ejemplo, en la mayoría de los casos se lo declara culpable porque el coche fue de atrás, lo que se presume que quien manejaba no respetaba la distancia de seguridad mínima legalmente establecida.

¿En qué base legal se ampara el derecho a la indemnización por latigazo cervical?

En el año 2004 se creo el Real Decreto Legislativo 8/2004, en el cual se aprobó la “Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor”, la cual además se actualiza año a año tanto en posibles supuestos como en el resarcimiento económico.

Esta ley ampara a todo aquel que deba ser resarcido y compensando económicamente a causa de un accidente de tráfico, regula los tipos y porcentajes de indemnización y las multas o penas para los infractores.

Es por ello que el afectado por esta lesión, deberá presentar todos los documentos que tenga a su favor para poder ser indemnizado, como pueden ser: historial clínico médico, facturas de medicamentos y analgésicos para el dolor, partes de rehabilitación y evolución, radiografías y cualquier otro estudio complementario pertinente.

Y, quien está como culpable por ese accionar, si así lo desea, podrá presentar cualquier prueba que estime válida para disminuir su responsabilidad o el monto de la indemnización, pero, si o si tendrá que pagar al menos un mínimo, porque la ley de tráfico establece que quien choca de atrás a otro coche, es porque no respetaba la distancia mínima legal prevista entre vehículos.

 

Deja un comentario