Modelos de estructura organizativa

Estructura organizativa pdf

Por supuesto, éste es sólo uno de los muchos tipos de organigramas empresariales que existen hoy en día en organizaciones grandes y pequeñas. Incluso cuando las organizaciones comparten modelos de negocio, sectores y tamaños, sus organigramas pueden ser muy diferentes.

Esto se debe a que una estructura que funciona para una organización puede no funcionar para otra. Es más, los organigramas se utilizan para hacer una declaración, a través del diseño, sobre las creencias, los valores, la cultura y las filosofías de la organización.

Un organigrama es un gráfico visual que representa la estructura de una empresa. Destaca cómo están organizados los equipos y los departamentos, las relaciones de subordinación en toda la organización y las funciones y responsabilidades de cada persona.

La respuesta corta es sí, absolutamente.  Cuando las organizaciones están empezando, o son bastante pequeñas, se tiende a repartir la carga entre los miembros del equipo. Sin embargo, esto puede conducir a una falta de claridad sobre quién es dueño de qué áreas, cuáles son las responsabilidades individuales de cada uno y cómo medir el rendimiento individual.

Organización plana

AntecedentesLa estructura organizativa es el método por el que el trabajo fluye a través de una organización. Permite que los grupos trabajen juntos dentro de sus funciones individuales para gestionar las tareas. Las estructuras organizativas tradicionales tienden a ser más formales, con empleados agrupados por función (como finanzas u operaciones), región o línea de producto. Las estructuras menos tradicionales son más laxas y flexibles, con capacidad para responder rápidamente a los cambios del entorno empresarial. Las estructuras organizativas han evolucionado desde el siglo XIX. En la Revolución Industrial, los individuos se organizaban para añadir piezas a la fabricación del producto que avanzaba por la cadena de montaje. La teoría de la gestión científica de Frederick Taylor optimizaba la forma de realizar las tareas, de modo que los trabajadores realizaban una sola tarea de la forma más eficiente. En el siglo XX, General Motors fue pionera en un diseño organizativo revolucionario en el que cada gran división fabricaba sus propios coches. Hoy en día, las estructuras organizativas están cambiando rápidamente, desde organizaciones virtuales a otras estructuras flexibles. A medida que las empresas sigan evolucionando y aumentando su presencia global, las organizaciones del futuro podrán encarnar una organización fluida y de forma libre, la propiedad de los miembros y un enfoque empresarial entre todos ellos.

Estructura organizativa sencilla

Con el auge de las grandes empresas en el siglo XX y la consolidación de las mejores prácticas corporativas, surgió un tipo de estructura organizativa al que todos nos hemos acostumbrado a lo largo de nuestras carreras: el modelo jerárquico tradicional.    Ya sabes, el todopoderoso fundador, consejero delegado o director general crea un equipo a su alrededor; ese equipo contrata a los gerentes para que dirijan las distintas líneas de negocio y esos gerentes contratan a colaboradores individuales para que lleven a cabo las tareas diarias.

Pero a medida que la sociedad, la tecnología y la cultura han evolucionado, también lo han hecho las posibilidades -y los requisitos- de cómo estructurar una empresa. El trabajo del conocimiento en el siglo XXI se ha vuelto mucho más fluido e interdependiente, y su proliferación en las dos últimas décadas puede exigir nuevas estructuras organizativas. Adoptar la estructura adecuada no sólo refleja y reafirma los valores de una empresa, sino que puede determinar su éxito.

Una organización puede definirse como una entidad formada por múltiples personas que trabajan por un objetivo común, vinculadas a un entorno externo. La estructura organizativa, por tanto, es un diagrama visual de una organización que describe lo que hacen los individuos, a quiénes reportan y cómo se toman las decisiones.

Estructura organizativa de una empresa

Ya hemos pasado algún tiempo comprendiendo los elementos de una estructura organizativa y los tipos de estructuras que una organización puede elegir para organizar su trabajo y sus empleados. Algunas de esas estructuras son muy estrictas y jerárquicas, como el modelo burocrático, y otras, como el boundaryless, son bastante laxas y libres. Todas tienen sus ventajas e inconvenientes.

Cuando los directivos combinan los componentes y elementos básicos de una estructura organizativa, el resultado tiene ciertas características que se entienden mejor si se mira a través de la lente de las organizaciones orgánicas y mecanicistas.

Las organizaciones orgánicas tienen un bajo grado de formalidad, especialización y estandarización. Su toma de decisiones está descentralizada y sus actividades están bien integradas. El modelo orgánico suele ser plano y suele utilizar equipos interjerárquicos e interfuncionales y posee una amplia red de información que cuenta con comunicación lateral y ascendente, además de descendente.