Multa por beber en la calle

Mucha gente aún no lo sabe, pero en España corresponde una multa por beber en la calle, esto es así por una ley estatal vigente, la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, que establece que será pasible de multa quien consuma bebidas alcohólicas en lugares, establecimientos, vías o transportes públicos cuando se perturbe la tranquilidad ciudadana.

Esta normativa se desarrolla a nivel estatal, municipal y autonómico, por lo cual, por ejemplo, cada comunidad puede agregar apartados y hacerla taxativamente para que no haya lugar a interpretaciones varias. La Comunidad Valenciana por ejemplo adhiere a la Ley Orgánica Nacional nombrada anteriormente pero agrega un apartado el cual rige para toda la Comunidad, en el que establece que se podrá autorizar el consumo de alcohol (previas ordenanzas municipales) en fiestas patronales, festivos o determinados días en concreto.

¿Cuáles son las multas por beber en la calle según cada Comunidad Autónoma?

Si bien hay una Ley Orgánica que se aplica para todo el territorio, cada Comunidad puede crear leyes complementarias para regular o sancionar el consumo de alcohol en la vía pública. Algunas Comunidades son más punitivas que otras y las cifras de las multas también varían mucho. A continuación te contamos cuales son las diferentes sanciones y cuantía de las mismas en algunas Comunidades. Es importante recordar que todas estas leyes han sido actualizadas a causa del COVID 19, por lo que los montos de las multas se han elevado considerablemente para evitar que las personas realicen botellones.

Comunidad Valenciana

Realizar botellones o beber alcohol en grupo en la vía pública en Valencia, Alicante o Castellón puede conllevar una multa que va desde los 600€ a los 30.000€, por lo que se considera una infracción grave por poner en riesgo la salud pública.
En el caso que en esas reuniones además haya menores de edad o personas mayores de 65 años, el monto de la multa puede elevarse incluso hasta los 60.000€.

Comunidad de Madrid

Beber en la vía pública en la Comunidad de Madrid podrá costar unos 500€ de multa, en caso de que las personas sean menores de edad y unos 600€ en adelante para quienes sean mayores de 18 años. En caso de que en el botellón participen más de 6 personas ya la multa pasa a ser de hasta 3.000€. Ya para casos más severos donde se ponga en riesgo la salud pública a causa de la aglomeración de gente y el no cumplimiento de las normas de sanidad impuestas como llevar todo el tiempo la mascarilla y respetar la distancia, la multa será de hasta 600.000€.

Andalucía

Específicamente Sevilla es el lugar donde las multas por beber en la calle son las menos costosas, estas tienen un promedio de 100€ pudiendo como máximo 300€ según el permitido legal y la gravedad de la infracción. Tanto el mínimo como el máximo de los montos de las multas son impuestos por leyes locales reguladoras.
Ahora bien, en Andalucía en general, en caso de producirse un botellón de más de 100 personas, al ser considera una infracción grave porque pone en juego la salud pública, la multa irá desde los 60.000€ a los 600.000€.

Catalunya

En caso de los botellones en Catalunya, la multa por eso no puede superar los 1.500€ que es el máximo legal permitido. Pero, a causa del momento que estamos viviendo y como se tiene que evitar todo acontecimiento que implique aglomeración de personas, aunque puedan respetar distancia de seguridad, en caso de realizar botellones así sea en el aire libre, las multas irán de los 3.000€ a los 15.000€ dependiendo de la cantidad de gente que haya y la gravedad de la infracción.

¿A quien le corresponde pagar la multa por beber en la calle?

La multa por beber en la calle le corresponde pagarla el autor, es decir, la persona que se encontraba bebiendo en la vía pública o en un botellón. En caso de los menores, los padres o tutores deberán responder solidariamente por él.

¿Qué pasa si la persona a sancionar es menor de edad?

En este caso, como la persona que bebe es menor de edad, no se lo puede sancionar como verdadero autor, por lo que la sanción/multa recaerá en su padre, madre o tutor según corresponda. Estos deberán responder por el menor de manera solidaria ante los daños y perjuicios ocasionados, así como también el pago íntegro de la sanción.

En caso que la persona pasible de sanción sea menor de 14 años, este quedará exento de toda responsabilidad.

Es importante tener en cuenta que el beneficio de la reducción del 50% NO es válido para aquellos reincidentes. Es decir, quien fue sancionado más de una vez por beber  en la calle, no podrá beneficiarse de esta bonificación si no una sola vez.

¿Qué pasa si no pagas la multa por beber en la calle?

Nunca es la mejor opción no pagar una multa, ya que puede traer consecuencias a futuro o trabas administrativas. Pero, en caso que decidas no pagarla o bien, se te haya vencido el plazo para hacerlo. Puede que haya alguna de las siguientes consecuencias según corresponda:
Vía ejecutiva: si no recurres en el plazo legal de 10 días y tampoco realizas el pago voluntario, se tiene por firme la sanción y deberás abonar su totalidad dentro de los plazos establecidos. En caso de que el plazo ya haya vencido, y la multa sigue sin pagarse, la multa tendrá un recargo del 5% de su valor total como interés por mora.
– Intervención de la Agencia Tributaria: una vez agotada la vía ejecutiva, la AEAT notificará a la persona la apertura de un apremio, estableciendo un nuevo plazo para el pago de una multa, pero con un recargo del 10% de su valor total (es decir, el valor de la multa más el 5% de la vía ejecutiva). En caso de que pase ese plazo y la multa siga sin pagarse, el recargo será del 20%.
– Embargo: ya si la multa al tercer plazo establecido sigue sin ser paga, se procede a realizar un embargo, del cual el sujeto pasivo será notificado, dado que se llevará a cabo una ejecución forzosa de sus bienes (inmueble, cuenta corriente, vehículos a su nombre, etc).

Deja un comentario