Periodo de prueba definicion

Periodo de prueba gobierno federal

El periodo de prueba es el periodo inicial de empleo en el que el empleador está exento de seguir las condiciones contractuales de empleo, especialmente en lo que respecta a la terminación del empleo. El periodo de prueba es el periodo de ensayo, beneficioso tanto para los empleadores como para los empleados para ver si el empleo les sirve, si son un «buen ajuste».

El periodo de prueba da a los empresarios la oportunidad de evaluar al candidato y ver si han tomado la decisión de contratación correcta. Los nuevos empleados son evaluados por sus habilidades, su regularidad y su rapidez. ¿Coinciden con su cultura? ¿Hacen uso de las vacaciones con frecuencia? ¿Son eficientes en el trabajo? Estas son algunas de las respuestas que buscan los empresarios.

Período de prueba de 3 meses

Los nuevos empleados suelen tener un periodo de prueba antes de integrarse plenamente en la empresa. Pero los empresarios deben asegurarse de que establecen correctamente sus periodos de prueba y los gestionan adecuadamente.

Los periodos de prueba están concebidos principalmente para comprobar si los nuevos empleados encajan bien en la empresa y permiten tanto al empresario como al empleado «sumergirse en el agua» al comienzo de la relación laboral. Además de proporcionar un marco útil para que ambas partes decidan un compromiso a más largo plazo, la aplicación más práctica de un periodo de prueba es reducir el periodo de preaviso estándar de la empresa (normalmente un mes) al mínimo legal (una semana para los nuevos empleados). Los periodos de prueba suelen durar tres meses, aunque pueden ser más cortos, y también pueden prorrogarse.

El superior jerárquico suele encargarse de supervisar los progresos del nuevo empleado durante este periodo. Antes de que finalice el periodo de prueba debe organizarse una reunión de evaluación del rendimiento para valorar si se ha aprobado, suspendido o si es necesario ampliar el periodo de prueba.

Salario del periodo de prueba en la india

Un periodo de prueba es un periodo de tiempo determinado (normalmente 6 o 12 meses) al comienzo de un nombramiento que se utiliza para una revisión minuciosa del rendimiento de un empleado antes de concederle un estatus permanente. Se trata de la última etapa del proceso de selección.

La política del Departamento de Servicios Generales (DGS) es evaluar el trabajo y la eficiencia de un empleado a prueba a intervalos lo suficientemente frecuentes como para mantener al empleado adecuadamente informado de los progresos en el trabajo. Si el empleado es rechazado durante el período de prueba, se puede presentar un informe final para el período no cubierto por los informes anteriores.

El pasante ha tenido un período de ausencia continua de 60 o más días laborables y al regresar de dicha ausencia, la DGS determina que la parte restante del período de prueba es insuficiente para evaluar el desempeño actual de ese pasante

Período de prueba en el reino unido

Los ejemplos y la perspectiva de este artículo pueden no representar una visión mundial del tema. Puedes mejorar este artículo, discutir el tema en la página de discusión, o crear un nuevo artículo, según corresponda. (Agosto 2011) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Libertad condicional» lugar de trabajo – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (julio 2021) (Aprenda cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

En un entorno laboral, el periodo de prueba es un estatus que se da a los nuevos empleados de una empresa o negocio. Un estatus similar puede darse a los miembros de organizaciones como iglesias, asociaciones, clubes u órdenes, por ejemplo en la Iglesia Metodista un nuevo ministro es nombrado como «probador» durante un periodo antes de la ordenación[1]. Este estatus permite a un supervisor o a otro directivo de la empresa evaluar de cerca el progreso y las habilidades del trabajador recién contratado, determinar las asignaciones apropiadas y controlar otros aspectos del empleado como la honestidad, la fiabilidad y las interacciones con los compañeros de trabajo, los supervisores o los clientes.