Puedo volver a contratar a un trabajador despedido

contratar al sustituto antes de despedir al reino unido

«Profundamente experimentado en disputas laborales de alto perfil, incluyendo asuntos con implicaciones fiscales cruzadas. Los miembros muestran una considerable experiencia en casos que implican pactos restrictivos, relaciones industriales, TUPE, el Salario Mínimo Nacional, la discriminación y la denuncia de irregularidades» Employment, Chambers UK 2021

La práctica de despedir y volver a contratar se conoce como «fire-and-rehire».    Se trata de una opción para realizar cambios en las condiciones de los contratos de los empleados cuando éstos o su sindicato no aceptan los cambios voluntariamente. Consiste en despedir a los empleados y volver a contratarlos inmediatamente con un nuevo contrato con nuevas condiciones. En 2020, cuando muchas empresas empezaron a fracasar, algunos empleadores recurrieron a la contratación forzosa para reducir las condiciones de sus empleados como parte de las medidas para salvaguardar el negocio. Muchos otros lograron cambios por consentimiento; sin embargo, la perspectiva de despido y reenganche si no se acuerdan los cambios puede ser un fuerte factor de motivación para los trabajadores y los sindicatos. Los sindicatos y algunos políticos han atacado a los empresarios por utilizar la pandemia como pretexto para reducir las condiciones de los trabajadores y por utilizar el despido y la recontratación como «táctica de negociación» para socavar el diálogo en el lugar de trabajo sobre el cambio.

despido y recontratación de british airways

El término «despedir y volver a contratar» se refiere a cuando un empresario despide a un empleado y lo vuelve a contratar en nuevas condiciones. Las nuevas condiciones suelen ser menos favorables para el individuo que las de su anterior contrato de trabajo.

El despido y la recontratación no es una estrategia nueva y, siempre que se gestione correctamente, no es ilegal. Sin embargo, en la mayoría de los casos, cualquier cambio suele implicar un empeoramiento de la situación de los empleados, lo que significa que el proceso está plagado de riesgos y dificultades. El despido y la recontratación suelen ser utilizados por los empresarios que desean modificar las condiciones de los contratos de sus empleados, pero que no han podido hacerlo mediante un acuerdo. Esta práctica también se conoce como despido y recontratación.

La incertidumbre económica y las dificultades derivadas de la pandemia de coronavirus llevaron a muchos empresarios a revisar sus costes de personal con vistas a ahorrar en lo posible. Muchos adoptaron la política de despido y recontratación, lo que suscitó las críticas de sus trabajadores y de los medios de comunicación. El ACAS emprendió entonces una revisión de la política de despido y recontratación, y en noviembre de 2021 publicó una guía para los empleadores (véase más abajo). El Gobierno bloqueó un proyecto de ley de un diputado privado destinado a impedir que los empleadores recurran a esta práctica, pero hasta ahora no se ha confirmado si, a raíz de las conclusiones del ACAS, el Gobierno considera oportuno adoptar medidas legislativas.

¿es legal el despido y la recontratación en europa?

HagaTenga claridad y propósito en su planificación y justificación empresarial sobre el «por qué» y el «qué» quiere lograr y la probabilidad y el impacto empresarial del riesgo de no lograr el cambio.Comunique y consulte a los empleados explicando:Explique el impacto comercial, el riesgo y las posibles consecuencias si no se logran los cambios propuestos. Recabar opiniones, alternativas y sugerencias.

Si hay 20 o más empleados que podrían verse afectados por el cambio propuesto, considere la posibilidad de iniciar un proceso de consulta colectiva desde el principio, especialmente si el despido y la recontratación son una posibilidad, aunque siempre con el objetivo de buscar un acuerdo.

Esté abierto a las ideas alternativas que puedan sugerir los empleados o el sindicato. Considere si la oferta de un pago en metálico, vacaciones adicionales u otros incentivos podría garantizar el acuerdo.

No ignore los periodos de consulta legales (un mínimo de 30 días antes de cualquier despido para 20-99 despidos, o 45 días para 100 o más). De lo contrario, podrían concederse costosas indemnizaciones de protección, ya que un despido para volver a contratar en nuevas condiciones es un despido a efectos de la consulta colectiva. La consulta debe comenzar tan pronto como se contemplen los despidos, idealmente incluso antes. La consulta debe ser significativa. Es posible que tenga que demostrar en el tribunal todos los pasos que dio, las reuniones celebradas, las objeciones planteadas y lo que consideró.

despedir y contratar

El trabajo a tiempo parcial significa que los empresarios pueden reducir la jornada laboral de sus empleados y recibir una ayuda económica del Gobierno central para compensar una parte importante de los costes de mantenimiento del empleado.

Es importante que prepare todo lo posible antes de presentar su solicitud. Es más importante ser preciso en su solicitud que presentarla rápidamente. Asegúrese de estar bien preparado haciendo un test rápido para saber si puede optar a la ayuda económica (en sueco). También puede utilizar la herramienta de cálculo de la Agencia Sueca para el Crecimiento Económico y Regional para ver la cantidad de ayuda que puede obtener si se le concede la solicitud.

Como empleador, usted es responsable de determinar si hay escasez de trabajo. No es necesario que lo demuestre. La escasez de trabajo puede deberse a la falta de proyectos entrantes o a que la empresa no tiene suficiente dinero para cubrir las operaciones y las nóminas. Una reorganización también puede haber provocado un despido. Lo importante es que el motivo del despido no tenga nada que ver con el empleado personalmente.