Que es un contrato mercantil

Precio fijo

Los contratos redactados entre dos partes comerciales pueden ser a veces confusos. Los acuerdos pueden ser difíciles de encontrar en un primer momento, por no hablar de si la situación cambia y las empresas deciden tomar direcciones diferentes. Para garantizar tu tranquilidad y seguridad si las cosas se ponen difíciles, es importante que entiendas cómo funcionan los contratos comerciales para que puedas evitar o ganar cualquier posible disputa que se te presente, si no lo ha hecho ya.

Un contrato comercial es un acuerdo entre dos partes comerciales, la mayoría de las veces entre empresas (B2B), con una serie de cláusulas y términos que se activan si se cumplen o se incumplen. Establecen los parámetros dentro de los cuales se realiza una amplia gama de tipos de acuerdos. Puede tratarse de un acuerdo para que una empresa suministre bienes o servicios. Puede tratarse de un acuerdo de compra de una empresa. Los acuerdos de venta, distribución, empresas conjuntas y agencias también pueden considerarse contratos comerciales. Incluyen, pero no se limitan a ellos, ya que pueden ser cualquier forma de acuerdo B2B.

Cláusulas contractuales en la contratación pública

**Se proporcionan pruebas a todo el contenido de LexisPSL y LexisLibrary, excluyendo Practice Compliance, Practice Management y Risk and Compliance, los paquetes de suscripción se adaptan a sus necesidades específicas. Para hablar de la prueba de estos servicios de LexisPSL, envíe un correo electrónico al servicio de atención al cliente a través de nuestro formulario en línea. Las pruebas gratuitas sólo están disponibles para personas con sede en el Reino Unido. Podemos poner fin a esta prueba en cualquier momento o decidir no concederla, por cualquier motivo. La prueba incluye una pregunta a LexisAsk durante la duración de la misma.

**Las pruebas se ofrecen para todo el contenido de LexisPSL y LexisLibrary, excluyendo Practice Compliance, Practice Management y Risk and Compliance, los paquetes de suscripción se adaptan a sus necesidades específicas. Para hablar de la prueba de estos servicios de LexisPSL, envíe un correo electrónico al servicio de atención al cliente a través de nuestro formulario en línea. Las pruebas gratuitas sólo están disponibles para personas con sede en el Reino Unido. Podemos poner fin a esta prueba en cualquier momento o decidir no concederla, por cualquier motivo. La prueba incluye una pregunta a LexisAsk durante la duración de la prueba.

Tipos de contratos comerciales

Los acuerdos comerciales son normalmente un contrato redactado entre entidades comerciales o acuerdos que regulan la relación comercial entre personas comprometidas o involucradas en negocios entre sí.

Un contrato de préstamo de los accionistas registra el acuerdo entre el accionista y la empresa por el que el accionista de una empresa inyecta dinero en la empresa. Este préstamo se devuelve a la empresa, con intereses, al accionista en las condiciones acordadas. El accionista puede exigir una garantía que puede adoptar la forma de diversos activos, como una obligación o acciones de la empresa.

Un acuerdo de distribución es un contrato entre un proveedor y un distribuidor por el que las partes acuerdan que el distribuidor puede vender (distribuir) los productos del proveedor en régimen de exclusividad (o no). Ejemplo: una cadena de ferreterías puede vender al público una gama de productos eléctricos para el jardín.

Las colaboraciones entre empresas son acuerdos celebrados por empresas de común acuerdo para compartir recursos con el fin de lograr un objetivo mutuo.    Las asociaciones de colaboración se basan en la participación de al menos dos partes que acuerdan compartir recursos, como las finanzas, los conocimientos y las personas.

Cuasicontrato

Los contratos comerciales son necesarios para que cualquier empresa se asocie con proveedores, consiga nuevos clientes o contrate nuevos empleados. Pero, ¿qué incluye un contrato comercial? Este blog explora algunas de las cláusulas más comunes que se encuentran en los contratos comerciales, así como consejos para gestionar eficazmente estos acuerdos a lo largo del proceso de contratación.

Los contratos se utilizan prácticamente en todos los sectores, y muchas de las cláusulas contractuales que se utilizan son aplicables en todos los sectores. De hecho, hay ciertas cláusulas contractuales que probablemente aparezcan en casi cualquier contrato que se redacte. Los contratos comerciales, en particular, suelen contener un conjunto estándar de términos y condiciones.

Cuando dos o más empresas celebran un contrato, no cabe duda de que habrá un importante intercambio de información para que ambas partes puedan cumplir las obligaciones estipuladas en el contrato. Dada la necesidad de proporcionar cierta información sobre las prácticas financieras y comerciales de cada parte, es imperativo que el contrato contenga una cláusula de confidencialidad bien redactada. Esta cláusula debe impedir que ambas partes divulguen toda la información que se comparta en el curso de la transacción. Por supuesto, esto es especialmente importante cuando hay una valiosa propiedad intelectual en juego.