Que es un ere de extincion

indemnización por despido

Durante la crisis financiera de 2008, el Expediente de Regulación de Empleo (ERE en España) fue un mecanismo muy utilizado, cuando una empresa realizaba despidos masivos de sus trabajadores. Actualmente, la crisis del Coronavirus ha popularizado otro mecanismo aplicable, el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE en España).

El Expediente de Regulación de Trabajo (ERE en España) es un mecanismo de despido colectivo que tiene como consecuencia la extinción definitiva del contrato de trabajo. El artículo 51 de la Ley de los Trabajadores dice que en caso de superar el siguiente número de personas afectadas por la extinción de los contratos, durante un periodo de 90 días, es un despido colectivo:

Los afectados que reúnan las condiciones tienen derecho al desempleo porque un ERE tiene efectos definitivos. Cuando la extinción afecta a más del cincuenta por ciento de los trabajadores, el empresario tiene que dar salida a los bienes de la empresa, salvo los que constituyen el tráfico normal de la misma.

Por otro lado, el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE en España) regulado en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores, es un mecanismo con una duración determinada. Se suspende la actividad laboral del trabajador o se reduce la jornada entre un 10 y un 70 por ciento.    Aunque el salario variará en función de si se suspende el contrato o se aplica una reducción de jornada, el trabajador seguirá dado de alta en la Seguridad Social al 100%. Como apoyo, las empresas de más de 50 trabajadores obtendrán una reducción del 75% en la cotización a la Seguridad Social. En caso de suspensión de la jornada, el SEPE (Servicio Público de Empleo) establece un pago del 70 por ciento del salario durante los primeros seis meses, pero un máximo de 1.100 euros para los empleados sin hijos. El ERTE puede implantarse con independencia de las personas afectadas y del tamaño de la empresa.

despido laboral

El Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) es una autorización temporal para una empresa a través de la cual puede suspender uno o varios contratos de trabajo durante un tiempo determinado. Por lo tanto, a través de un ERTE, las empresas estarán exentas de pagar los salarios de los trabajadores.

Tal y como nos cuentan nuestros abogados especialistas en derecho laboral, ante un ERTE, los trabajadores seguirán vinculados a la empresa, pero no percibirán salario alguno por parte de la misma, ni generarán derecho a vacaciones o a la paga extraordinaria, durante el tiempo que el trabajador permanezca fuera de su puesto de trabajo

Una de las causas que regula el artículo 47.1 del Estatuto de los Trabajadores (en adelante, ET), es el caso de que las empresas se encuentren con dificultades empresariales que dificulten la continuidad de la actividad económica. Si es así, el empresario puede suspender el contrato o reducir la jornada de sus trabajadores temporalmente, siempre que acredite que existen causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

Se considera que existen causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprende una situación económica negativa, en casos como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos ordinarios o ventas. También puede acreditarse si las pérdidas económicas persisten durante dos trimestres consecutivos.

cese de empleo

La Dirección de Trabajo ha notificado al Banco Sabadell el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por la entidad a principios de septiembre, que prevé el despido de unos 1.900 trabajadores. En una carta fechada el 21 de septiembre, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, la Dirección General de Trabajo hace una «clara advertencia» a la entidad financiera, recordándole que debe «llevar a cabo los debates necesarios en el periodo de sesiones con el fin de formularlos para evitar o rebajar los despidos colectivos y mitigar sus sanciones para las personas afectadas».

La carta dice que la entidad debe ajustarse a las necesidades formales estipuladas por el reglamento, pero subraya que «tiene una importancia particular en el estado actual de las cosas», respetando además las necesidades de fondo. «En este sentido, de acuerdo con los datos de que dispone el centro de administración, la intención empresarial tiene una especial importancia y trascendencia, sobre todo por su influencia en el empleo, que además puede repercutir en la actual tasa de paro del colectivo probablemente más preocupante. En nuestra nación: los jóvenes y las niñas», lea esta carta.

significado de los despidos en covid

Con la nueva ley de reforma laboral, ya no será necesaria la autorización administrativa previa. Las decisiones sobre el ERE se tomarán de forma automática y unilateral por parte de los empresarios, permitiendo a los trabajadores recurrir a la jurisdicción social si no están conformes

El despido colectivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (20 días de indemnización), requería un expediente de regulación de empleo (ERE), antes de esta reforma requería una autorización administrativa preceptiva que en caso de no haber acuerdo de partes, suponía en el 95% de los casos el despido del expediente.

Esto, en la práctica, obligaba al empresario a negociar previamente con los representantes de los trabajadores y, por tanto, a una importante subida de la indemnización ofrecida. Del mismo modo, en los ERE a la suspensión temporal de los contratos de trabajo o a la reducción de jornada la empresa se veía obligada a negociar el pago de complementos a la prestación por desempleo.

Tras esta reforma ya no es necesaria dicha autorización administrativa, aunque se sustituye por un control judicial del procedimiento de ERE, si es convocado por los trabajadores o por las autoridades laborales. En la práctica se reduce el poder de negociación del trabajador al no existir autorización administrativa, el planteamiento de la empresa será ejecutivo en el caso de que las partes no lleguen a un acuerdo.