Tipos de contratos administrativos

Características de los contratos administrativos

Funcionario que determina los honorarios (FDO): funcionario(s) de la Agencia designado(s) que revisa(n) las recomendaciones del Comité de Adjudicación para determinar el importe de los honorarios de adjudicación que debe ganar el contratista para cada período de evaluación.

La transferencia de los honorarios de adjudicación no devengados es el proceso de transferir los honorarios de adjudicación no devengados, que el contratista tuvo la oportunidad de ganar, de un período de evaluación a un período de evaluación posterior, permitiendo así al contratista una oportunidad adicional de ganar los honorarios de adjudicación previamente no devengados.

El Gobierno y los contratistas tienen a su disposición una amplia selección de tipos de contrato para proporcionar la flexibilidad necesaria en la adquisición de la gran variedad y volumen de suministros y servicios que requieren los organismos. Los tipos de contrato varían según

Los tipos de contrato se agrupan en dos grandes categorías: contratos a precio fijo (véase el apartado 16.2) y contratos de reembolso de costes (véase el apartado 16.3). Los tipos de contrato específicos van desde el de precio fijo, en el que el contratista es totalmente responsable de los costes de ejecución y de los beneficios (o pérdidas) resultantes, hasta el de coste más cuota fija, en el que el contratista tiene una responsabilidad mínima sobre los costes de ejecución y la cuota negociada (beneficio) es fija. Entre estos dos tipos de contratos se encuentran los contratos de incentivos (véase el apartado 16.4), en los que la responsabilidad del contratista sobre los costes de ejecución y los incentivos de beneficios o de honorarios ofrecidos se adaptan a las incertidumbres que conlleva la ejecución del contrato.

Formación del contrato administrativo

En la época de Adam Smith, que predicaba el argumento del laissez faire con el efecto de aislar diametralmente al Estado del mercado, el papel del Estado se limitaba exponencialmente a permitirle realizar únicamente sus funciones «tradicionales».

Según Adam Smith, se aconsejó al Estado que dejara en paz al mercado. El estado debería sacar las manos del mercado pero sin olvidar crear la paz y el orden internos, facilitando el mercado mediante la formulación de un entorno pacífico y sin intervenir directamente en el mercado. Para ello, el Estado debería crear instituciones como la policía, los tribunales y los parlamentos. Sin embargo, un impacto en la economía como el causado por dejar solo al mercado no sobreviviría a una situación como la Gran Depresión. La Gran Depresión demostró el hecho de que los mercados no pueden funcionar por sus propias fuerzas, sino que, en cierta medida, el Estado debe regular el mercado. La siguiente generación de economistas políticos ideó el Estado de bienestar, en el que tenemos un Estado que regula el mercado y que proporciona servicios públicos como la educación, la sanidad, el transporte, el agua, la luz, el saneamiento, el ocio, etc.

Comparar y contrastar el contrato administrativo y otra forma de contrato

Dado que el sector de la logística sigue prosperando, y que la movilidad es un pilar fundamental de la Expo 2020, nuestra última edición de Law Update se centra en el sector del transporte y la logística. Un área que forma parte de la cadena de suministro de las empresas y los consumidores, ya que influye en todos los aspectos de los productos y servicios que consumimos.

Desde los comentarios de los expertos hasta las grandes reflexiones, esta edición de Law Update está repleta de una interesante mezcla de artículos que van desde el sector marítimo hasta el de la aviación, pasando por el de los seguros y otras reflexiones del sector que no querrá perderse.

Una determinada categoría de contratos puede ser definida como administrativa por la ley. Los contratos que permiten a una entidad privada ocupar el dominio público, por ejemplo, permitir a una cafetería incluir parte de una acera para que se sienten los clientes, se considera un contrato administrativo.

Según el Dr. René Chapus, la definición de los contratos administrativos por la ley lleva a la confusión en relación con la definición de un contrato administrativo por su objetivo final, ya que la ley se limita a confirmar lo que ya puede estar definido con respecto al objetivo final.

El contrato administrativo en etiopía

ResumenEn los últimos años, y sobre todo a nivel europeo, se ha observado una clara tendencia a armonizar y conceptualizar las normas referidas a la redacción, modificación, ejecución o cese de los contratos que, a la postre, daría lugar a la aparición de una nueva rama del Derecho comunitario, el Derecho contractual. La cuestión que aquí se debate se centra en si estos intereses europeos tienen alguna influencia en la materia de los contratos administrativos, en la posibilidad de un Derecho contractual administrativo europeo y en si los especialistas en la materia se han ocupado especialmente del ámbito de los contratos civiles.