Tipos de organigramas de empresas

tipos de organizaciones

Los organigramas son la representación gráfica de la estructura interna de una organización. Representa las relaciones entre los distintos niveles de dirección y los trabajadores, por ejemplo, las relaciones de subordinación y la cadena de mando dentro de la organización.

Las entidades, como los empleados y los puestos, se representan mediante recuadros o círculos. Los niveles del organigrama representan los niveles, mientras que las líneas de conexión y los codos representan las relaciones.

Decide qué tipo de organigrama vas a hacer: hay muchos tipos y formas de organigramas. Tienes que decidir qué tipo de organigrama vas a utilizar en función de tus necesidades. Los tipos básicos son:

Los organigramas jerárquicos pueden utilizarse para agrupar a los trabajadores por departamentos y competencias. Es un modelo clásico y funciona bien en organizaciones medianas y grandes. Tiene una cadena de mando clara que comunica bastante bien la estructura a todos los empleados.

El modelo organizativo matricial se basa en grupos interfuncionales. Es perfecto para organizaciones que tienen varias líneas de productos. La razón es que fomenta una comunicación más abierta y la colaboración entre departamentos.

4 tipos de estructura organizativa

Para cualquier empresa, los organigramas son esenciales, ya que refuerzan los procesos internos y favorecen la conectividad. Ayudarán a: mejorar la coordinación y la colaboración a través de los departamentos y la organización más amplia. Impulsar el intercambio de conocimientos y la flexibilidad de los equipos.

Hay varias variedades de organigramas, y hay muchos tipos de sistemas administrativos. Repasemos las siete formas diferentes de sistemas orgánicos y por qué hay que tener en cuenta cada una de ellas.

Al igual que un sistema jerárquico, una estructura de organización funcional comienza y desciende por los roles con el mayor grado de obligaciones en la parte superior. Sin embargo, los trabajadores se agrupan principalmente según su experiencia y posición dentro de la organización. Cada departamento se administra por separado.

Una disposición jerárquica horizontal o plana se adapta a las industrias con pocos trabajadores en el nivel superior de empleados – directivos. Antes de llegar a ser lo suficientemente grandes como para crear varias divisiones, muchas empresas de nueva creación utilizan una estructura orgánica horizontal. Aun así, algunas empresas mantienen esta estructura porque promueve una menor supervisión y una interacción más significativa de todos los trabajadores.

organización jerárquica

Un organigrama es un diagrama que transmite visualmente la estructura interna de una empresa detallando las funciones, responsabilidades y relaciones entre los individuos de una entidad. Los organigramas se denominan alternativamente «organigramas» u «organigramas».

Los organigramas muestran gráficamente el estatus jerárquico de un empleado en relación con otros individuos dentro de la empresa. Por ejemplo, un director adjunto estará invariablemente justo debajo de un director en el organigrama, indicando que el primero depende del segundo. Los organigramas utilizan símbolos sencillos, como líneas, cuadrados y círculos, para conectar los distintos puestos de trabajo que se relacionan entre sí.

Independientemente de la estructura de una organización, los organigramas son extraordinariamente útiles cuando una entidad se plantea reestructurar su plantilla o cambiar su complejo de gestión. Lo más importante es que los organigramas permiten a los empleados ver de forma transparente cómo encajan sus funciones en la estructura general de la empresa.

El modelo más común sitúa a los individuos de mayor rango en la cima del organigrama y coloca a los de menor rango por debajo de ellos. Las jerarquías organizativas suelen depender del sector, la ubicación geográfica y el tamaño de la empresa.

tipos de estructura organizativa

En el nivel más básico, siempre se busca algo apto para la carretera, algo que pueda llevarle a usted (y a sus pasajeros) del punto A al punto B sin problemas, pero más allá de eso, hay muchas opciones que considerar. ¿Automático o manual? ¿Tracción a las cuatro ruedas o a las dos? ¿GPS integrado? ¿Interior de cuero? ¿Condensador de flujo? (Sólo si vas a retroceder en el tiempo, claro).

En el mundo de las estructuras organizativas, las opciones que tienes para elegir incluyen cosas como la cadena de mando (¿larga o corta?), el ámbito de control (¿amplio o estrecho?) y la centralización (¿toma de decisiones centralizada o descentralizada?), por nombrar algunas.

Una estructura organizativa es un diagrama visual de una empresa que describe lo que hacen los empleados, a quiénes informan y cómo se toman las decisiones en la empresa. Las estructuras organizativas pueden utilizar como guía funciones, mercados, productos, geografías o procesos, y se adaptan a empresas de tamaños e industrias específicas.

¿Para qué sirve una estructura organizativa? Como líder empresarial, ¿necesitas una? Como he dicho, las estructuras orgánicas le ayudan a definir al menos tres elementos clave de cómo va a funcionar su empresa.