Como recurrir una multa de tráfico

Recurrir una multa puede ser una tarea complicada. Siempre ponen trabas para que abandones el proceso.
Pero no hay algo que cause más impotencia que callar cuando tienes razón. Por eso, te vamos a resumir los procedimientos a seguir para que puedas reclamar una multa de tráfico.

multa de tráfico

Hay que saber diferenciar el tipo de multa que nos han puesto. Las multas de tráfico más comunes son por aparcamiento, por exceso de velocidad o por saltarse algún semáforo en rojo.

Procedimiento para recurrir una multa.

Lo primero y mas importante. Si tenemos la intención de recurrir una multa, no tenemos que pagarla bajo ningún concepto, ya que el hecho de abonarla, supone el reconocimiento de dicha infracción.
Una vez recibida la multa, lo que debemos hacer es enviar un escrito 20 días después de recibir la sanción (los días deben ser días naturales).

El escrito debe estar estructurado de la siguiente manera:

  1. Datos personales
  2. Datos de denuncia
  3. Pruebas

1 – Lo normal en cualquier documento oficial: Nombre, apellidos, DNI, teléfono y dirección.

2 – Aquí adjuntaremos el número de expediente de la multa, la fecha, la marca y el modelo del vehículo y, por supuesto, la matrícula.

3 – Alegaciones que puedan ser propuestas. Un informe de ratificación, una foto…

¿Dónde presentar este recurso?

El escrito se tiene que presentar en la Jefatura de Tráfico. También puedes hacerlo en entidades locales autorizadas, o administración estatal.

Una vez presentado solo queda esperar la contestación.

El plazo estimado para recibir una respuesta es de 45 días. Si la administración tarda mas de unos tiempos prefijados en base a la gravedad de la multa, esta misma podría prescribir, perdiendo así la administración el derecho a reclamarlo con posterioridad.

Que hacer si me deniegan el recurso.

Si el recurso o las pruebas presentadas no convencen a la administración, la multa seguirá en pie, aunque aún se pueden hacer algunas cosas.

Ahora se podría presentar un recurso de reposición en el Ministerio del Interior.

Esto debe hacerse en un plazo de un mes desde que recibimos la desestimación del recurso que hemos presentado.
Otra vez, solo queda esperar.
En caso de que nos lo acepten, terminaríamos aquí el proceso y podríamos celebrarlo, pero vamos a ponernos en lo peor.
Si nos desestiman de nuevo, tendríamos que armarnos de valor y ganas para dar el último paso.

Recurso mediante vía judicial.

Si después de todo lo que hemos hecho (dando por sentado que tenemos razón, de lo contrario esto sería perder el tiempo) no ha tenido una solución a nuestro favor, no nos quedará otra opción que hacerlo por la vía judicial.
Esto se hace a través de un recurso contencioso administrativo.

Aquí ya sí que tenemos que abonar la multa. En caso de que el fallo sea a nuestro favor, nos devolverán el dinero.

El proceso puede durar algún tiempo y ser bastante duro para nosotros, pero siempre podremos conocer el estado del procedimiento, simplemente con nuestro DNI y el número de expediente.

Lo más importante, la Administración debe contar con las pruebas suficientes para ponerte esa multa, si no es así, no decaigas.

RESUMEN:

  • Presentar un escrito en la Jefatura de tráfico, en los primeros 20 días desde que recibes la sanción.
    Recuerda que el escrito debe incluir tus datos personales, los datos de la sanción y las pruebas que tengas
  • Si lo rechazan, presentar un recurso de reposición en el Ministerio del interior.
  • Si este también es desfavorable, la última opción sería por vía judicial.

Espero que te haya ayudado el artículo y que consigas tu objetivo.

Puedes poner en los comentarios tus dudas y avances para ayudar a personas en tu situación. Un saludo.

Deja un comentario